... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

9 de abril de 2007

Desengrasando los pucheros

Buenas,

como si del mismísimo tipo en taparrabos que clavaron a la cruz y a los días resucitó para perdonar a los seres humanos antes de abandonarnos a nuestra suerte, el gran Tito Chinchan vuelve más irreverente que nunca. ¿El motivo? Ninguno en especial, simplemente que esta semana santa lo he pasado de rechupete y estoy contento. Ya que hemos introducido con tema religioso, dar mi apoyo a los tres curas esos de Vallecas que daban la misa en vaqueros y en vez de ostías, consagraban rosquillas. Eso si que es hacerle llegar las enseñanzas del Señor a la gente, de un modo involucrado de verdad, y sin tantas tonterías. Para los que no lo sepais, el Vaticano mismo les ha cerrado la iglesia por falta de personal, según ellos. En fin, mi apoyo a estos señores.

Escuchando el otro día la radio, salió un señor que decía que llevaba 125 años cocinando las fabes (esas judías grandes aplastadas, de las que hablamos un día). Hombre, el tipo parecía mayorcito, pero ya cuando salió su padre no me quise ni imaginar la edad que tendría. Lo menos 200 años, tirando por lo bajo. Al rato caí que se refería que el restaurante tenía 125 años de antigüedad, je, je. Bueno, que resulta que se jactaba de haber sido el primero (el restaurante, él no) de haber desengrasado las fabes. O sea, que había sacado la grasaza de las mismas, para hacerlo un plato más asequible a todos lo paladares. Y en estas me quedé pensando yo en qué grasa tienen los platos de pucheros, con su verduritas ricas cuando dijo "Sacamos la panceta y el ...." y ahí justo fué cuando recordé que la Humanidad no es vegetariana. Pues que sepa este mangurrián que nosotros sacamos la grasa de las fabes mucho antes que él. Ah, y que la cocina moderna es una mierda, con esas "delicias" de panceta con chocolate caramelizado al extracto de pedo de tiburón rancio ;-)

Para terminar la sarta de tonterías, tres anotaciones que os vendrán bien en la vida:
  • Como decía Manolo Escobar "Cocidito madrileño, que me sabes a hierbabuena" si le echais al cocido, cuando esté hecho, una ramita de hierbabuena va a estar infinitamente más rico. Lo probé el sábado y estaba de muerte.
  • Si haceis una ricas fabes, podeis probar a freir una patatas fritas en dados y echarlas después de servirlas. Esta mezcla de cocido frente a frito es muy curiosa y seguro que os gusta a todos.
  • Cada día me rio más con Ariel (el cocinero ese que tiene un sazonador gigante y que le hace alusiones sexuales al mismo). Me hace gracia todo lo que dice, aunque lo que cocina no tanto. Bueno, el otro día hizo ravioles grandes, que a él le gusta llamar caseritos, por no tener que decir ravioles grandes y ravioles pequeños (la explicación fue subrealista). Total, que la salsa era de queso y le añadió a la nata, queso rallado y queso de untar. Oye, que salsa más buena que le salió que la tuve que hacer con unos gnoquis de patata. El toque Chinchan hizo de un plato ligerito un engrudo que no pude terminarme. Madre mía el toque Ariel de los cojones, que cosa más pesada.
  • Y esta de regalo, que ayer vi en un zapping a Arguiñano (un Ariel a la española) contando que a un huevo en crudo no se puede poner de pie dando vueltas sobre una espátula. Pero si el huevo está duro si. E hizo una demostración, que más que un huevo parecía una peonza, que lo dejaba en la mesa y lo recogía mientras que no dejaba de girar que fue la caña.
Ale, direis que no estais bien serviditos.

Besitos.

P.D: Bueno, bueno, bueno, que nuestro Ramiro va ya por el capítulo 19 y está cosechando numerosos éxitos de crítica y público.

*** Información para Pablistas ***

Buenas,

madre mía que fin de semana de emociones a raudales. Y es que la vida para un bebé cada día depara una serie de acontecimientos que nadie sabe donde van a desembocar ;-)

La verdad que no tengo mucho que contar. Ya empieza a extrañar a mucha gente, por ejemplo, entró llorando a la casa de mis abuelos y a la de mis primos. Luego se le pasa rápido, pero entra malamente. Y si le sumamos a esto, que está con los dientecitos de los cojones (es que me tienen frito) pues resulta que está muy llorosete. Vamos, que en casa de mis primos se me abrazaba todo el rato, cosa que en casa es impensable.

En fin, que no tengo más que contar.

Besitos.

3 comentarios:

Susanamaria dijo...

Como asturiana la verdad es que no sé como hacer una fabada vegetariana... me saben tan desabridas les fabes sin su compango, que si no fuera por que pienso el el probe gochu chillando mientras le cortan el pescuezo, sucumbiría a la tentación... Les fabines pintes o les amarilles o los chichos negros (tipos de judías o alubias que tb cocinamos por estos lares) ya es otro cantar y admiten muy bien el estofado con verduritas.
Y una pijipuntualización: el que cantaba lo del cocidito madrileño era Pepe Blanco, aunque desconozco si Escobar sacó alguna versión, pero el primer fue el Pepe, un señor muy feo con ojos saltones.
Disfrutad mucho a Pablo, que crecen demasiado rápido, os lo digo yo, que me desperté un día dándome cuenta de que mi Guillermo, que la noche anterior usaba pañales, de repente pasaba a usar maquinilla de afeitar. y que mi Irene, que iba de mi mano, de repente usaba sujetador y me discutía todo lo que yo decía :(

Tito Chinchan dijo...

Buenas susanamaria,

lo de Manolo Escobar es cosa de mi familia política, que son superfans suyo. Ni idea si es versión o no, pero si digo esto en la próxima comida puedo ser linchado ahí mismo ;-)

¿Así que eres asturiana? Que bien. Mira, yo ya no recuerdo como sabía la grasa animal, pero te puedo asegurar que las fabes que hace mi niña tienen bien de sabor. Por cierto, los chichos negros esos son lo que haceis con arroz y llamais "Moros y cristianos", ¿verdad? Los hacemos de vez en cuando en casa.

Calla, calla, no me digas esas cosas del Pablo, que me da penita.

Besitos.

Susanamaria dijo...

Sí, los de los moros y cristianos son, que están deliciosos y son veganos completamente :)

Últimos comentarios

Archivo del blog