... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

4 de septiembre de 2008

Bracitis aguditis

Buenas,

el post de hoy iba a tratar sólo sobre Carmen, que han pasado muchas cosas en su corta vida, pero no quiero que se me olvide una cosita. El otro día estaba viendo la película de Saura llamada "Deprisa, deprisa" que me parece pelín rollo, pero que tiene una banda sonora canela fina. Uno de los cortes musicales era una antigua canción de Lole y Manuel, a los que les tengo un cariño especial por temas que no vienen al caso. Total, que mientras veía ahora la tele ha salido un anuncio de una colección de mariposas y me ha venido la canción a la cabeza. No me cabe en la gorda cabezota que me ha dado Dios o esa energía celestial que a alguien le guste tener en casa una naturaleza muerta como esa.

Viendo el vídeo este me he emocionado por varios motivos. Por un lado, por lo bonita de la canción y por el amontonamiento de recuerdos que me han venido. Y por otro, por que me he sentado a verlo con Pablo y se me ha puesto el vello de punta. Me ha parecido un momento de esos en los que la Tierra debería dejar de girar y convertirse en eternos. Para volver a la realidad, cuando ha terminado le he preguntado que si le ha gustado y me ha dicho "Si, no lo pongas más, ahora Micky Mouse". Aún así, le quiero, jajajajaja.

Esta es la canción en cuestión (se escucha un poco bajita)



Erase una vez, un mariposa blanca que era la reina de todas las mariposas del alba, se posaba en los jardines, entre las flores más bellas, y le susurraba historias al clavel y a la violeta. Felíz la mariposilla, presumidilla y coqueta, parecía una flor de almendro mecida por brisa fresca… más llegó un coleccionista, mañana de primavera, y sobre un jazmín en flor, aprisionó a nuestra reina la clavó con alfileres, entre cartulinas negras, y la llevó a su museo de breves bellezas muertas, las mariposas del alba lloraban por la floresta. [...]

Bueno, tras el inciso musical, os cuento lo de Carmen, que han pasado muchas cosas. Por un lado, en la vuelta del viaje a Cantabria ¡¡le salió un diente!! Pero no sólo eso, si no que al día siguiente le salió el segundo diente. Dos dientazos como dos soles, con los que le ha pegado el primer mordisco en el pezón al medio calabacín. Comparativamente, le han salido casi al mismo tiempo que le salieron a Pablo.

Además de los dientes, el martes la llevamos a la guardería. El diagnóstico de la profesora Isa (la misma de Pablo del año pasado) "Bracitis aguditis" combinada con "Biberonibus ni de coña". Así, como suena. Qué peleas con los biberones. Tanto en la guarde como en casa. Le hemos cambiado de leche y de biberón y no ha habido manera. Al final, hemos conseguido que tome biberón echándole la leche de la teta, que es un remedio a medias. Por que en poco tiempo la niña vuelve al trabajo y Carmen tendrá que tomar bibes. Pero bueno, sólo con ver la cara de felicidad de la profesora cuando ha conseguido que se tome el bibe, ya ha merecido la pena. Por cierto, que risa con el sacaleches, que suena como un colchón de muelles con más de 20 años a sus espaldas.

En temas alimenticios, hemos empezado con la fruta. Con su madre se la come casi bien, pero conmigo .... más vale una imagen que mil palabras:

Así de cruda la realidad. Os juro que me ha hecho eso hoy con la fruta. Cria hijos, que tendrás muchos.

Ah, y como os he dicho. Bracitis aguditis. Madre mía, esta niña nos come la vida. O en brazos o llorando como un alma en pena. Qué ruina. Uy, que se me olvidaba, que Carmen se mantiene ya sentada ella solita tan ricamente. Qué rápido crece.

En fin, poco más. Bueno, algo más, que me han dado hoy por teléfono un notición que ya os contaré, que estoy más contento que unas castañuelas.

Besitos.

1 comentario:

la niña dijo...

Como me emociona ver la manita pequeña con los deditos regordetes de mi niña.
MUACAS

Últimos comentarios