... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

9 de diciembre de 2008

Vaya desilusión con "La sirena"

Buenas,

hoy he vuelto a ir a los congelados la Sirena, con la sirena de Carmen llorando como una loca todo el camino. Realmente no le pasaba nada, sólo que llora de vez en cuando para probar la paciencia y los tímpanos de sus progenitores. Total, que ya se me había olvidado la última visita a la tienda esta de congelados, que generó la historia que os voy a contar más tarde. Resulta que como llegan las Navidades han desaparecido los productos vegetales para dejar paso a las gambas, cigalas y similares. No han sido eliminadas las verduras, sólo que resisten arrinconadas en una esquinita en espera de tiempo mejores para el vegetarianismo. Y lo malo que con ellas se han ido productos como los medallones de espinacas, que le gustaban mucho a Pablo. Después de volver a protestarle a la dependienta, que debe pensar que me creo que es la dueña del local, me he llevado un poco menos que de costumbre y me he acordado de la vez anterior.

En aquella ocasión me llevé tal cabreo con la cadena de congelados que les escribí desde su página web una queja. El tema era que me había dicho la dependienta que las letras de verduras se vendían como churros, y que por eso las habían quitado del catálogo para no ponerlas de nuevo. Y que así era con todo. No tengo la queja que les mandé, por ser un formulario web. A su favor, decir que me contestaron muy rápidamente y un correo personalizado 100%. Vamos, que alguien invirtió su tiempo en contestarme, se agradece:

Le agradecemos que haga uso de nuestro servicio de Atención al Cliente a través de la web. Somos conscientes que las sugerencias y comentarios sobre nuestros productos y servicios son el mejor vehículo para superarnos en beneficio de nuestros clientes.

En relación con su mail, en primer lugar queremos comunicarle que nuestra mayor satisfacción es comercializar aquellos productos que más solicitan nuestros clientes, es decir, tenemos un espacio de exposición que es limitado y debemos aprovecharlo de la mejor forma posible ofertando aquellos productos que den cobertura a los gustos y peticiones del máximo número de clientes. En el caso de las letras de verduras rebozadas, ha sido un producto con una baja rotación, motivo por el cual nos hemos visto obligados a dejar de comercializar. En algunos casos, si la rotación en algún período del año nos lo permite, se mantiene el producto durante el período que nuestros clientes sí lo solicitan, como es el caso de la ensalada cous-cous que es un producto estacional de verano.

En cuanto a nuestra gama de verduras le informamos que se han realizado nuevos lanzamientos, como son:

- Mezcla de patatas y acelgas

- Mezcla de patatas y guisantes

- Mezcla de patatas, guisantes y zanahorias

De todas formas no dude que derivamos sus comentarios al departamento correspondiente para que sean debidamente considerados.

Agradecemos de nuevo su colaboración y quedamos a su total disposición. Atentamente,

Sinceramente no entiendo bien lo de "baja rotación" pero me quedo con que no van a traer más los rebozados de patata que tanto le gustaban a Pablo. ¿Alguien sabe de más tiendas de congelados? Es que he mirado en los supermercados y no hay nada de nada. Una ruina.

La tribu del tofu

La tribu del tofu ha estado en horas muy bajas, por que Carmen ha estado malita. Ahora mismo pesa menos de 7 kilos, que está fuera de todo percentil posible. La culpa una fiebre que no supimos de donde le vino, seguida de una gastroenteritis (que risa con Pablo la enfermedad esta, tremendo) que la dejó en el chasis. El último día la veía tumbadita en un cojín, con la mirada perdida y se me caía el alma a los pies. Por suerte a la mañana siguiente se levantó sonriendo y como que todos los males, el sueño y el cansancio acumulado desaparece de golpe. Que mal trago.

Dentro de lo bueno, cada día están más guapos los dos, y con más anécdotas. Por ejemplo, hoy el medio calabacín se ha pinchado la barbilla con un cactus que tenemos en la cocina y se ha hecho un pelín de sangre. Total, que al rato viene Pablo llorando y le pregunta la niña que qué le pasa. Y le dice que se ha pinchado la barbilla con la planta. Y le dice ella que no llega, y se va corriendo a por su silla diciendo "a ver si llego con la silla". Casi me defeco encima de la risa, qué cosas se les ocurren a los niños.

Por otra parte, desde que volvimos del viaje de novios Pablo duerme fatal y muchas noches (todas) nos tenemos que ir a dormir con él a mitad de la noche. Lo malo de todo es que da la luz de su cuarto con lo que no podemos sacar a Carmen por que la despertaría. Hasta esta noche, que de pronto veo que llega una sombra con una linterna en la mano. Desde ese momento llamo a Pablo "el acomodador" que casi me muero de la risa de la imagen suya entrando en la habitación, jajajajaja. Me le imagino entrando con los muñecos y diciendo "Pocoyó, tu a la fila 5, Pato, tu a la 6, los de la fila de los mancos, que se esten quietos", jijiji. Bueno, si esta noche sigue igual, sacamos a Carmen, que duerme como una fiera.

Por cierto, una de pediatras, ¿por qué no dicen que cuando tienen gastroenteritis no tienen que tomar lactosa que les sienta malamente al estómago? Yo tuve que recurrir a nuestra pediatra on line, que fue la que nos dió la clave. En fin.

Bueno, pues a ver si actualizo mucho más a menudo, que esto es una ruina.

Besitos.

4 comentarios:

Fiore y Jata dijo...

Sobre congelados poco puedo decirte; vivo en medio de la nada y aqui aparte de guisantes congelados no venden nada.

Que se mejore la chiquitina; que mal se pasa cuando están asi.

Un beso para los cuatro

margaly dijo...

que lastima lo de la sirena ninio, con lo que te gustaba a ti ese sitio.

Las anecdotas de tus peques siempre me hacen reir... o es tu forma de contarlo?? ;o)

Inma dijo...

Hola,hace un par de semanas que te descubri y no he parado hasta que me he leido todo tu blog... Me he reido mucho y me siento identificada con un montón de cosas, como el resto de vegetarianos supongo. Sobre lo que comentas de congelados puedes visitar la página web: laboutiquevegetariana.com. Venden comida vegetariana a domicilio refrigerada y congelada, la verdá es que tiene buena pinta. Yo no he comprado nada de momento, asi que no te puedo decir nada sobre la calidad...
Un beso y me alegro de haberte descubierto ;). Inma

Eynar Oxartum dijo...

Qué blog tan divertido. Lo he encontrado, porque después de vivir dos años en Irlanda me he venido a vivir a Madrid. Ya se me había olvidado que aquí ser vegetariano es raro, y que además de señalarte con el dedo te consideran el aguafiestas (o más bien el aguachuletadas). No va a ser fácil, pero lo que está claro es que no pienso empezar a comer músculo animal sólo para no sentirme marginado.

Es curioso, en Italia, que para muchas cosas es parecida a España, es muy fácil ser vegetariano, nunca me sentí un bicho raro por ello, ni me hicieron explicar tres veces al día por qué tenía semejantes "caprichos".

Últimos comentarios