... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

3 de febrero de 2010

"Abuelo, esto tengo que comermelo yo, que estoy flaco" - Pablo alias "el triquiñuelas".

Buenas,

como los dias se van alargando, y al salir del cole hace solete, estamos saliendo al parque. Por un lado me gusta, dado que lo pasamos genial, pero por el otro, no tanto. Y es que le tengo una mania a los padres/madres en general, que no puedo. Unos fumando en el parque, otros tirando las pipas a la arena donde juegan los niños. En fin, todo sera armarse de paciencia. Por cierto, ha dicho hoy una madre "Fulanita, vamonos a casa que tienes que hacer el trabajo de los insectos vertebrados". Entiendo que le iba a poner unas patas a una aceituna con hueso, si no.

Hablando de la fauna de los parques, me divierten los abuelos estresados (tambien pueden ser padres, poco habituados a este territorio hostil). Hoy habia un especimen de estos con un niño de cuatro años que rapidamente se han hecho amigos (estaban solos en el parque, con excepcion de Carmen la escaladora). Total, que estaba el hombre con un agobio persiguiendo al niño, que no te subas, que no te bajes, que no corras, que no tal. Y claro, el niño ni caso, maxime viendo que Pablo estaba haciendo el cafre total. Hasta que Pablo se ha caido de lo alto del columpio, y se ha pegado lo que se denominaria finamente como un golpetazo (le ha durado el sufrimiento 42 segundos) y el señor ha entrado en estado de shock que hasta se ha tenido que sentar. Un buen leñazo se ha dado, pero casi tengo que consolar mas al señor que a Pablo. Lo mismo me paso en La Sirena el otro dia, que intento subirse Carmen al carro de los congelados, este se volco y le pego en la cabeza una caja de pizza. La cajera salto de su silla cuan gacela ante un leon canino, con un susto. Creo que nuestra peque lloro mas por eso, que por el golpe.

Este fin de semana he preparado unos pimientos rellenos, de los cuales no hice foto, que me salieron estupendos. La clave estuvo en la calabaza, dado que añadi al relleno de arroz y setas, un poquito picado muy finito. El resultado es un dulzor del plato, que lo hace muy agradable. Otro dia que lo vuelva a hacer, pongo la receta. Por cierto, compre una redecilla de pimientos para asar en el Carrefour, pequeños y gordos, y son ideales para esta receta.

En fin, voy a ver si termino de hacer la cena, que he cogio una receta de alcachofas de El delantal Verde, que espero esten deliciosas. Ya de momento, no se parece en nada lo que he hecho yo a la foto de la web.

Besitos.

3 comentarios:

elena dijo...

¿cuala receta te has animado a hacer, querido javi? cuenta, cuenta...
besos!

margaly dijo...

no rico, la proxima vez que hagas esos pimientos, invitas ;)

Ilu dijo...

jaja a mi tampoco las recetas me quedan "como a ella"... :=) igual es y seguirá siendo mi musa inspiradora!

Últimos comentarios

Archivo del blog