... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

29 de noviembre de 2005

Mi primer día de vegetariano

Estaba yo el otro día pensando un tema que contaros y me acordé de mi primer día de vegetariano, que buena memoria que tengo. Resulta que cuando alcancé la mayoría de edad empecé a sentir unos nuevos aires de libertad, a salir por sitios que antes no imaginaba, a relacionarme con nuevas personas e ideas, a trasnochar, etc. Una zona por la que salía mucho era por Malasaña (en Madrid, España). Por allí había una serie de locales, entre los que destacaba una asociación de Hare Krisna (como se escriba) que eran vegetarianos y daban de comer gratis y unas teterías vegetarianas. Al principio el tema del vegetarianismo me parecia una estupidez, más para mí que me comía las vacas con cuernos y todo, y cuanto más sanguinolientas mejor. Y sobretodo porque la verdura me parecia algo repugnante y que engordaba (no hay más que ver lo gordas que son las vacas).

Pues bien, una noche me acosté siendo voraz carnívoro y al día siguiente, sin más reflexión que la de esa noche, decidí que nunca más me comería ni un animal. Debí ordenar bien las ideas esa noche, dado que tomé la decisión que ha marcado mi vida en ocho horas. Total, que por la mañana, nada más levantarme se lo conté a mi madre.

El comienzo, tengo que decir que fué muy duro. Primero me dijo "Vegetariano, ¡pero si no te gustan las verduras!" Razón no le faltaba, desde luego. Sólo me gustaban las patatas (fritas) y las zanahorias (crudas). Pero yo seguí en mis trece.

Después dijo "¿Y que hago con el pollo que compré ayer?. Este te lo comes". Mi madre aún no había comprendido bien el alcance de mi nueva decisión.

Finalmente me intentó partir (como hacen las madres, no los macarras) una parrilla que compró una semana antes para mí, dada las grandes cantidades de carne que comía.

Así que, con la primera batalla ganada en casa, salí a buscar información sobre como se debe alimentar un vegetariano, aunque esa es otra historia.

En la sección de recetas del tito Chinchan, hoy tenemos un plato muy adecuado para las cenas de Navidad en las que pasan por delante nuestro corderitos que sólo les falta balar:

Pimientos rellenos (para tres personas con un peso total de unos 250 kilos):

  • Tres pimientos.
  • Arroz blanco (tres puñados o más dependiendo de lo gordos que sean los pimientos).
  • 200 gramos de champiñones.
  • Una cebolla.
  • Una hojita de laurel.
  • Sal y tomillo.
  • Queso para untar (opcional).
  • Palillos ;-)
  • Vino de cocinar (opcional).

Picamos finita la cebolla y los champiñones. Freimos la cebolla hasta que esté tierna y le añadimos la hoja de laurel y los champiñones. Mantenemos el fuego medio hasta que se consuma el agua desprendida y le ponemos un buen chorreón de vino de cocinar. Cuando se consuma de nuevo el líquido, lo mezclamos con el arroz blando previamente cocido (con 10 minutos a fuego medio se cuece). A esta mezcla la añadimos la sal que queramos y el tomillo.

Por otro lado, abrimos los pimientos cortando la "tapa", de tal modo que tengamos fácil acceso a todo el interior del pimiento. Esta tapa no la tiramos, sino que la lavamos juntos con el resto del pimiento. Las pepitas, por supuesto, hay que quitarlas. Una vez limpito, metemos el relleno dentro del pimiento, ponemos una buena capa queso de untar a modo de tapón (si queremos) y cerramos con la tapa. Con ayuda de los palillos, fijamos la tapa al pimiento y listo para meter al horno. La duración en el horno es muy relativa. La idea es que estén dorados y que la piel salga con facilidad. Perfectamente puede que tarde una hora en el horno, así que sed previsores. E id dando vueltas a los pimientos!!!

Este plato requiere de mucho horno, por lo que si lo quereis comer en casa ajena, tened en cuenta que es mejor que lo lleveis hecho de vuestra casa y que lo calenteis en el microhondas. No sereis los primeros que os quedais sin cenar pimientos porque hay un ternasco haciendose en el horno.

Besitos.

10 comentarios:

Novata dijo...

Una de cal y otra de receta, mola. Si una decisión tan trascendental para tu vida, te llevó una noche de orden subconsciente, no quiero ni pensar el día que te compres una casa, o cuando decidiste qué carrera ibas a hacer...jajajajjaja
La receta está perfecta, pero te animo a que pruebes a sustituir tus amados champiñones por setas de las otras, que son un poco más caras, pero tienen un sabor exquisito. Se pueden añadir también piñones. Por cierto, veo que no te olvidas de algun especia, pero ese arroz, sin un buen toque de curry, pierde un poco (soy adicta a las especias, lo asumo). Aún no he descubierto una manera para que tarden menos en hacerse los pimientos, y que no sea una lata vigilarlos, pero ninguna ha funcionado del todo bien. Os informaré si lo consigo.

chinchanmolamazo dijo...

Buenas,

con nuestra casa vimos una (en la que vivimos) y nos dijimos, ¿como vamos a comprar la primera que hemos visto? Así que vimos dos más sin ganas y a la semana compramos la primera.

Lo de los champiñones es porque os pongo las recetas de lo que voy comiendo durante la semana. Y el frutero no tenía setas pero si champis duros y blancos, que daban gusto verlos. Pueden ponerse setas, pero son mucho más caras.

Las especias me gustan mucho (te recomiendo la película "Un toque de canela"), pero con invitados hay que tener mucho cuidado, porque nunca sabes con lo que te puedes encontrar.

El tiempo de los pimientos se basa en la temperatura del horno, la presión ambiental y en el olfato. Cuando huele a quemado es que se han pasado ;-)

Besitos.

Mar dijo...

Hola, Javi
Me gusta tu blog. Está bien tu estilo y lo que cuentas.
Me he reído mucho con este comentario.
Mis comienzos fueron parecidos aunque llevaba años dándole vueltas a pequeños detalles.
El salto lo dí comiendo, un día cualquiera, pescado. Me lo estaba comiendo y estaba pensando: no puedo seguir con esto. Lo dejé y nunca he vuelto a comer animales. Al día siguiente había sardinas. Me negé a comerlas y me madre me preguntó: ¿y entonces que vas a comer?. "Con la ensalada me arreglo".
Aunque la gente que me conoce, en cierto modo se lo esperaban, por cómo soy y lo que pienso.
Y ese día fué el día, porque sí.

chinchanmolamazo dijo...

Buenas Mar,

claro que sí. Esto debe ser como dejar de fumar, o lo dejas de golpe o siempre tienes recaidas hasta que vuelves definitivamente. Y si no estás completamente convencido, vuelves y vuelves, no hay otra.

Lo que cuento es lo mismo que podriaís contar cualquiera de vosotros, dado que a todos los vegetarianos nos pasa más o menos lo mismo. Ya vereis como todos somos más o menos iguales.

Besitos.

openbook dijo...

Javi, que buenas las recetas!! ñam ñam, nos vas a poner a todos fuertes como tú!!

En mi caso fue "premeditado", tuve que leer el libro de Peter Singer de Liberación Animal y después de unos días con pesadillas de mataderos y demás, acabé dando el paso que espero me dure de por vida. :) De momento sigo feliz con la decisión y convencida.

Anónimo dijo...

Yo me sé de unos que fueron a cenar a casa de otro pimientos rellenos, y el horno no funcionaba y se quedaron todos sin los pimientos.... con una tabla de quesos y una ensalada.

Me ha hecho mucha gracia "openbook" que se quiere poner "fuerte como tú" jajajajajajajaja

Anónimo dijo...

Hola soy www.thinkvegan.net/es, que es lo que te parece desagradable de mi blog, ¿las imagenes?, de verdad que quisiera saberlo porqué trato de evitar que las imaégenes generen rechazo. Me sería de ayuda, vamos.
Puedes contestarme en mi blog, porfavor. O enviarme un mail: liveand@thinkvegan.net.
Gracias
Sharon

chinchanmolamazo dijo...

Hola,

soy Javi del blog vegetariana.blogspot.com, he leido el comentario que me dejaste y te contesto en los dos sitios.

Pongo que es un poco desagradable dado que el día que vi tu blog por primera vez aparecía una foto de un conejo sin piel y envasado al vacío que me dió un poco de asco. A mí este tipo de imágenes me desagradan bastante, así que ese es el motivo.

Aviso de esta circunstancia en el blog, dado que hay mucha gente que puede compartir conmiga la opinión. De todos modos, y dado que las últimas veces que he entrado ya no tenías estas fotos, no tengo ningún problema en retirar el comentario.

Lamento que te chocase el comentario, dado que no lo puse con ninguna mala intención. A todos los vegetarianos nos jode que el resto de sociedad tenga tal falta de respecto para con nosotros, pero no nos agrada ver estas cosas. Además, dudo que muchos "omnívoros" entren en tu blog o en el mío, dado que no creo que estos temas les interesen lo más mínimo.

Un abrazo fuerte y espero que nos sigamos leyendo mucho tiempo, que tienes un blog curradísimo y muy interesante.

Besitos.

P.D: Que rollo que te he soltado, je, je.
P.D.2: Respondo aquí porque en el tuyo tengo que registrarme.

V. Portillo dijo...

Pero, ¿exactamente qué te llevó a ser vegetariano? :O

Tengo dudas !!! u_U

http://vportillo.blogspot.com/2007/09/vegetariana-yo.html

biorka dijo...

hola!! que chistoso todo lo que te paso, yo soy de chile y llevo poco en todo esto, pero te kuento ke me kokurrio lo mismo que a ti, osea mui similar (: i al leer me reii muchisimo!! tambien he echo esa receta es buenisima. espero que te vaya estupendo!!! no se kien eres solo te enkontre por el google ;)
besos adioz!!!

a tengo fotlog pero no de estos
porsiaka
www.fotolog.com/bbiioorrkka

Últimos comentarios

Archivo del blog