... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

10 de agosto de 2006

Ayer se me heló el coño ...

Buenas,

es que estuvimos en una tienda de congelados, ja, ja, ja. Bueno, hoy aparte del chiste malísimo del título, os traigo un publireportaje que no me han pagado nada pero no estaría mal de la tienda de congelados La sirena. Resulta que llevaba mi madre meses comentándome de dicha tienda, pero la verdad que nunca he sido muy amigo de los congelados. La niña que considera que un gazpacho con tomate de bote es una blasfemia al buen comer, decía que si entraba allí le saldrían unos clones peludos como los de los Gremlins. Pero como no teniamos nada que hacer, y para poder criticar con todo el conocimiento, pues nos pasamos los tres por la tienda.

Oye, que maravilla de lugar, ya que tienen congelados para todos. Por un lado los básicos, que vienen a ser tomates cortados, cebolla picada, brócoli, etc (hablamos sólo de nuestra parte). Luego tienen una sección de platos precocinados, y otra de postres y demás guarrerías. Total, que salimos con un carro leno y 50 aurelios menos en la cuenta (amén que con el aparato urogenital helado) pero con la alegría de una buena compra. Y algo de resquemor, que con los congelados nunca se sabe.

Y aquí viene la sorpresa, entre todo lo que compramos, cenamos cuscus de verduras y falafeles. Oye, que maravilla, que ricos y que aromas más buenos. El cuscus estaba de muerte, y era mucha cantidad para dos. Los falafeles algo pasados de ajo, pero cojonudos. Además me quedaron bien crujientes, como a mí me gustan. En siguientes días os seguiré dando cositas que hayamos comido por si os sirven de algo.

Resumiendo, me ha parecido un gran descubrimiento, sobretodo ahora con el bebé. Que muchas veces cocinar se convierte en un problema, para mi niña principalmente a la hora de la comida. Pero sacas algo precocinado de esto y en unos minutos tienes hecha la comida, y de calidad. Veremos si el resto de cosas también lo son.

¿Que opinais del uso de precocinados congelados? ¿Como lo veis?

Besitos.

P.D: El tema postres es increible, unas trufas compramos que se me hace la boca agua. Y unas tartas de manzana, y frutas del bosque congeladas (para cócteles de frutas) y unas .......... que rico todo.
P.D.2: En unos días pondré un post con que los congelados son una mierda o algo así, que me conozco, je, je.

***** Información para Pablistas *****

Buenas,

ayer nos pegamos un baño en la bañera los tres que desafiamos al mismísimo Arquímedes. Que bien que lo pasamos chapoteando, por suerte debajo no tenemos vecino, que desbordó agua por todos los lados. Maldito Arquímedes y sus volúmenes ;-)

Por cierto, hemos localizado al pediatra que nos atendió de urgencias y era tan majo. En la plantilla del hospital hay 17 pediatras, así que usé todas mis técnicas de investigación. Por suerte, las horas de la niñez invertidas jugando a ¿Quien es quien? dieron su fruto. A la pregunta de ¿Cuantos pediatras varones hay en el hospital? la dejé desarbolada y tuvo que claudicar, sólo hay uno y es el nuestro. Je, je, que peliculero. Vamos, que doctor Jimenez sólo hay uno, con lo que fue muy fácil. Que bien, que tenemos pediatra simpático. Además nos dijo la enfermera que tiene muchas fans ese doctor.

Besitos.

3 comentarios:

Vienmay dijo...

A los buenos días!!
Tema congelados, soy una consumidora de La Sirena, en Madrid todavía no hay muchos, pero en bcn los hay en cada esquina... A ver, para comer cada día no, pero para tenerlo y de vez en cuando y en caso de apuro... pues está muy bien. Sobre todo lo que tu llamas básicos, con la llorera que me da picar cebolla... nada como comprarla ya picada...
Por cierto, los helados son de la muerte!!!

Lía dijo...

Oh! yo quiero esa cadena en mi ciudad...por ahora seguiré conformándome con la sección de congelados de Mercadona que tiene bastante donde elegir.

Anónimo dijo...

Hola!
una amiga mía trabajó en La Sirena y siempre hablaba bien de la calidad de los alimentos y que trataban todo bastante bien.
Ella en su casa lo consume, así que, debe ser bueno.

Eso sí, los congelados luego hay que freirlos y engordan... se la vie, no existe la perfección.

Besis,
JL.

Últimos comentarios

Archivo del blog