... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

11 de octubre de 2006

¿Qué le vamos a dejar a nuestros hijos y nietos?

Buenas,

como ayer estuve malito todo el día, escuché unas mil veces las noticias y ví unos trescientos telediarios (es que tengo una vena masoquista). Total, que en España, concretamente en la provincia de Ávila, han parado unas obras que pretendía construir a pie de monte cuatro campos de golf, 600 chalets y un hotel. Hasta aquí casi bien, lo malo que para hacer esto quieren talar nosecuantos miles de pinos autóctonos de la zona. Sólo en el fin de semana ya se habían follado entre 2000 y 4000, y eso que tenían una orden de un juez para paralizar el tema.

La gente del pueblo está de acuerdo con las obras, dado que traerán progreso a la zona. Pero, ¿y el resto de la Humanidad? ¿Cómo se puede permitir que para hacer unas viviendas y unos campos de golf nos carguemos hectareas de árboles? Me parece aberrante y una vergüenza. España ya está suficientemente desertizada como para poder construir en zonas donde no hay vegetación. ¿Por qué seguimos haciendo atrocidades amparándonos en el progreso? ¿Qué le vamos a dejar a nuestros hijos y nietos?

Qué malita está la cosa. Y lo peor es que no pinta mejoría.

Besitos.

P.D: Nada tiene que ver esto con el vegetarianismo, pero ¿que más da?

*** Información para Pablistas ***

Buenas,

Pablo está bien, tras una par de días de vómitos matutinos, está de perillas. Ya se come el puré de patata y zanahoria como un señor con bigote, y el plátano batido le da menos asco. Oye, ¿sabeis a partir de qué edad le podremos dar ya lentejas? Es que tengo un libro de elimentación vegetariana que pone a partir del sexto mes, pero me parece prematuro.

Besitos.

P.D: Hoy el parte traía poca cosa.

3 comentarios:

Lía dijo...

Pues a este paso no les vamos a dejar nada, está claro, entre las talas y los incendios se lo estamos poniendo difícil. Y encima el mamón talador-especulador es el presidente del club de fútbol de mi ciudad...

irantzu dijo...

(Gracias por tu otro comentario, lo leí) :)

Hola, y antes de nada. ¿Que edad tiene tu hijo? No me termino de enterar, ¿6 meses?

No te puedo ayudar mucho con lo de las lentejas, porque no me acuerdo cuando se las empecé a dar a mi hijo... tal vez puedas preguntar en algun foro vegetariano... Lo que recuerdo es que las lentejas se consideraban muy alergenicas, y por eso se aconsejaba no darlas muy pronto, pero ahora parece ("amimepareceque", ja!) que no lo son tanto, y hay quienes dicen que se pueden dar a los 6 meses pasadas por maquina, es decir, molidas para que la piel sea mas facil de digerir... no sé, no recuerdo yo cuando empecé con las lentejas la verdad...

Sobre la tala de árboles... es que no hay conciencia... es eso. Lo único que siento que podemos hacer es educar a nuestros hijos de otra forma. Yo al mío siempre le explico todo, y sabe que las cosas de madera y el papel salen de los árboles y que las necesitamos, pero también sabe que por cada arbol que cortamos, deberiamos plantar otros 10, porque son muy importante para el planeta...

Pero de que estamos cargándonos el planeta, sí, estamos... no creo que afecte taaanto a nuestros hijos, pero de aquí a unos siglos van a mirar nuestra época con horror, no van a poder creer que fuéramos (bueno, algunos, no nosotros precisamente) tan poco previsores y egoístas.
Saludos!

chinchanmolamazo dijo...

Buenas,

Lía, vaya joyita que teneis. Aunque la verdad es que eso pasa en todos los lados :-(

Irantzu, siempre respondo, soy como la muerte, que tarde o temprano llego, je, je que macabro. Pablo tiene 6 meses y 16 días, para ser exactos. Lo de las lentejas fué un ataque de pánico que ya se me paso, je, je. Y lo de los árboles y la herencia a nuestro hijos, que voy a decir? Mira, una frase que me gusta dice:

El mundo no es una herencia de nuestros padre, si no un préstamo de nuestro hijos.

Un besazo a las dos!!!!

Últimos comentarios

Archivo del blog