... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

14 de junio de 2008

¡Voto a Brios!

Buenas,

ayer terminé, en la consulta del endocrino, este libro:


cuya lectura recomiendo. Ciertamente, tras haberme leido "Pies de barro" el comienzo de este me parecía un poco flojo. Al tratar de temas de xenofobia y lo tontas que son las guerras, me sonaba todo demasiado obvio. Además que las dosis de humor bajan unos enteros. Pero según se acerca el final, sube mucho el listón, para tener un párrafo en concreto que pone los vellos como para colgar el Guernika. Sólo por ese sprint final, el libro merece la pena, y mucho. Lo que no entiendo es el orden de traducciones que tienen que en España, o el orden de novedades de la Fnac, dado que este para la Fnac es antiguo, mientras que el actual en venta es "Pies de Barro", que es anterior.

En resumen, un buen libro de Terry Pratchet, donde nos habla de nuevo de la guardia, dando el protagonismo al sargento Colón, a Nobby, a Zanahoria y a Vimes, sin menospreciar a Veterinati y su actuación estelar. Además de conseguir hacernos reir, nos mantiene en vilo y llega a enternecernos. Un maestro este Terry Pratchet.

Este año ya me he leido dos libros, con lo que ya me he leido uno más que la media de españolitos. Si queréis, uno de vosotros puede compensarse conmigo.

Hablando de temas verdes, lo más relevante de la semana es la compañía esa de productos del puerco que ha hecho un anuncio precioso y emotivo, donde un obligado vegetariano convence a sus padres (hippies, por supuesto) para comerse una loncha de jamón jork. Tras probarla, abandona las zanahorias y el apio para lanzarse en brazos del porcino alimento. Se ve por detrás a Hollywood, seguro. El vídeo es este:



El efluvio a estereotipo apesta desde el momento que comienza, con esa familia que sólo come apio y lechuga. Ese aspectos a neo hippies, con barbas arregladitas, abalorios y demás complementos de los tópicos más trillados sobre vegetarianos. Esa visita a la gran ciudad, con la furgoneta a paso de tortuga, esa entrada a lo Paco Martínez Soria en una gran superficie, la madre que evita que su hijo elija una marca cualquiera, ese hijo con lágrimas en los ojos. Un Oscar se merecen, un Oscar, si señores!!!

Por cierto, mi amigo el Cari valdría para este anuncio, que se ha dejado unas barbas y unas rastas que ha pasado del nivel "hippie" a "pies negros" del mirador de San Nicolás de Granada. Que pintas.

Sobre la familia poco tengo que contar. Ahora mismo estoy de baja por maternidad, que la niña me cedió 15 días por que mi empresa me daba otros 15 días. Así que estoy de vacaciones familiares, más contentos que todas las cosas. Hemos descubierto que el año de piscina que lleva Pablo no ha servido para nada, dado que le sigue dando el mismo miedo que antes. Carmen sigue cada día más guapa y parlanchina, aunque me tiene frito que conmigo se duerme rara vez. No se si me está mostrando las cartas de hija o qué.

Y esto es lo poquito que os cuento.

Besitos.

1 comentario:

margaly dijo...

oye, yo quiero una furgoneta como la del anuncio, pero porfa, rosa y con margaritas, jajajaja

Últimos comentarios