... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

21 de agosto de 2008

Primer biberón = Fracaso total

Buenas,

ayer tratamos de darle el primer biberón a Carmen, dado que ya se acerca la vuelta al cole y allí no hay teta de mami. Por eso, y por que ya nos gustaría catar eso de dormir unas horas del tirón, que cada tres horas o menos empieza a pasar factura. Como comento en el título, fue un fracaso total. Le enseñaba el biberón y se lo echaba a boca, pero por un lado, para mordisquearlo. Que digo yo que estará con los dientes. Pero cuando ya veía que salía algo del interior, a escupir y a llorar. Que pelea. Veremos si hoy en el segundo round tenemos más suerte.

Por cierto, íbamos a comprarle la misma leche que a Pablo, la de Nutriben, pero mirando la composición ví que lleva aceite de pescado (sólo la 1, la de 2 no). Cuando Pablo nació, estas leches no llevaban DHA, sólo ácido alfalinoleido de ese, pero con el cambio casi todas han optado por usar aceite de pescado. Por suerte encontramos una (ahora no recuerdo la marca, juraría que Enfalac) que tenía el DHA proveniente de organismos unicelulares. Y es que veo que en esto nuevo de nuestras queridas siglas de ácido graso hay dos vertientes y no entiendo bien el motivo. Me viene bien, claro, pero no comprendo por qué unos lo sacan de aceite de pescado y otros de algas.

Cambiando de mochuelo, una pequeña anécdota que me pasó ayer con Pablo. Estaba el mozo haciendo pis en el water, y al ir a subirle los pantalones (no quería subírselos) tiré la tapa y le pillé la pilila. Por suerte, es la tapa esa que no toca directamente la taza, así que no le hizo daño. Sólo el susto. Bien, esta mañana, al ir a hacer pis, le veo que quiere bajar la tapa de abajo y le digo que esa tapa no se baja, que haga pis sin tapa. A lo que me resconde "La tapa se cae". Jajajaja, casi me muero de la risa. No le haría daño, pero se le ha grabado a fuego en la memoria.

Para terminar, os voy a contar una pequeña historia de lo que es la vida. Mi suegra tiene una piscina y en ella caen muchos insectos que se ahogan si no los rescatas. Así que estamos cada rato sacando los bichos, por diferentes motivos. Uno de los que saqué era especialmente grandote y amenazante. En concreto es este:

como podéis apreciar en la imagen, mi ayuda a que no se ahogase ha contribuido a que la hormiga se cague en todos mis muertos puestos en fila india. ¿Qué moraleja sacamos de esto? Básicamente que gracias a Dios que no soy una hormiga, por que vaya bicho feo que se la comió ;-)

Besitos.

2 comentarios:

la niña dijo...

Olvidé contarte que este fin de semana vimos una chivín en la piscina, un poco raro pq era negro con una raya amarilla. Lo rescatamos pensando que se habia ahogado ... pero cuando lo sacamos con la cesta salio corriendo.
MUACAS

maryjoe dijo...

¿Cuánto tiempo tiene la nena?
El mío al principio (recién parido) no quería teta, pero al final de insistir y del hambre que tenía tuvo que comer.Con el bibe...le costó un poquito, pero es cuestión de insistir, como dijo mi pediatra: insistir, pero no obligar.Otra cosa, yo la leche la compro en supermercados, es mucho más cara en farmacias y tienes mucha variedad donde escoger.
Suerte ;)

Últimos comentarios

Archivo del blog