... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

16 de junio de 2006

¿Es usted vegetariano?

Buenas,

el oso Chinchan sale de su guarida tras haber despertado del letargo por el hambre, y aprovechando la coyuntura, os va a contar una tontería para alegraros la mañana. O por lo menos lo va a intentar, que ya es algo. Estábamos el otro día la unidad familiar que hemos formado mi niña y yo de compras por el Hipercor. Y es que aunque hagamos la compra por Internet, nos gusta rematar la faena yendo una vez al mes a por algas y hamburguesas a una gran superficie. Que muchas veces nos preguntamos "¿Habiamos comprado algo por Internet?" dado que nos dejamos una pasta siempre.

Total, que estábamos en la sección de "hamburguesas y salchichas" eligiendo entre Tofu a la vasca (os juro que existen estas) y Tofu a la crema de aguacate de las montañas Sirias (estas no las tengo tan claras) y vimos a un tipo trajeado que llevaba una bolsa con todo productos de los nuestros. Unas hamburguesas, salchichas, salsa de soja, etc. Y me quedé con muchas ganas de acercarme a él y decirle "¿es usted vegetariano?".

¿Nunca os ha pasado esto? Desde hace mucho tiempo, cuando voy a hacer la compra a una gran superficie, miro a ver lo que compra la gente. Por si atisbo algún indicio que me diga que puedan ser vegetarianos. Y alguna vez he estado tentado de preguntar, sobretodo si las pintas me hacían pensar que lo fueran (un prejuicio absurdo viendome a mí). Pero nunca he llegado a preguntárselo a nadie. ¿Por qué? Por dos motivos, soy muy tímido y porque si me dice que si lo es no sabría que más decir (ni aunque me diga que no). Pero me jode no atreverme, que lo sepais.

¿Alguna vez habeis asaltado a alguien para preguntarle?

Besitos.

***** El rincón del Tito *****

Buenas,

ayer, en medio de las prisas de esta sociedad en la que vivimos, ví a un caracol. Una enorme babosa con caparazón que había subido no se de qué manera hasta mi terraza para asentarse comodamente en una jardinera. No es que mi modesta terracita sea la selva virgen, pero por algún motivo que desconozco, ha decido que ese era su lugar. Totalmente ajeno a lo que fuera ocurre. Sin preocupaciones de comprar, trabajar, reir, llorar, nada. Simplemente viviendo, acercándose cada vez más a mis pobres marchitas flores.

Ayer estuve mirándole un buen rato y decidí que si había llegado hasta allí, merecía darle un par de bocados a alguna de las plantas. Las más jugosas, las que él eligiera, que su gesta lo merece.

Besitos.

P.D: Además, no voy a tirarle fuera de casa, que se espachurraría contra el suelo y no me ha hecho nada.

***** El rincón de Pablo *****

Buenas,

esto ya clama al cielo. Con mi padre ya había perdido todas las esperanzas, pero lo de mis abuelas toledanas no me lo esperaba. Encontrábame yo en el baño de espumas diario, tratando de abstraerme de las patochadas habituales que me rodean, cuando a mi papi se le ocurrió la idea de tumbarme boca abajo. Así, como para recordar los tiempos en que era bebé y era necesario. Oye, al principio la idea me gustó, la alegría me embozó el cerebro y así me fueron las cosas. Abrí la boca para expresar mi felicidad intensa a la vez que moví las piernas violentamente. Una bocanada de jabonosa agua me entró por mi boca. Por suerte reaccioné con rapidez y la pude expulsar por la nariz evitando el ahogamiento.

Esto no es lo malo, dado que conocida es la torpeza del gordo peludo ese que se hace llama papapapapapapa, si no que yo esperaba que mis abuelitas le ajusticiasen en la plaza del pueblo como merecía. Pues no. No sólo no fue rependido, si no que se carcajearon de la nada cómica situación. Yo medio ahogado y oyendo comentarios del tipo "Ja, ja, ja, le han salido dos fuentes de la nariz" o "¡que gracioso!".

Una vergüenza amigas, me vendo a jugosa teta que me alimente, dado que esta familia mía no es normal.

Besitos.

3 comentarios:

Lía dijo...

A mi también me gusta curiosear lo que lleva la gente en las cestas de la compra y me sigue asombrando la cantidad de bollería, batidos, refrescos y cosas insustanciales que llenan sus carritos. Siempre me quedo con la sensación de que soy la única que compra hamburguesas de tofu en todo el supermercado...si las traen sólo para mi la verdad es que es un detallazo ;)

Pablito aguanta! ya les castigarás con una buena adolescencia, jejeje

eu93 dijo...

Yo suelo comprar mucho en Mercadona y me divierte mientras espero la cola ver lo que la gente lleva en los carros, como dice Lila la mayoría llevan tropecientas guarrerias y casi nadie fruta o verdura.

Al hilo del tema os comento que me llama la atención que la mayoría piense que los vegetarianos solo hacemos la compra en el herbolario ....

Por cierto, recomiendo Mercadona, buenos precios, calidad y cada vez más productos vegetarianos, incluido yogures vegetales, leche, batidos de soja, soja verde ... marca hacendado a muy buen precio

Vienmay dijo...

Hola!!
Pablito hijo, tú no te preocupes, el día que con 13 años llegues a casa medio borracho y gateando... veas la cara de ese señor que es tu padre...alguna neurona en el fondo de tu cerebro te dirá "Vendetta!".

No me suelo fijar mucho en qué compra la gente, a no ser que tenga que hacer mucha cola en las cajas. Normalmente acierto a adivinar si es solter@, parejita, compra caprichosa... Lo que hicé una vez y no volveré a hacer es "socializar" con l@s client@s de algún herbolario/sitiodondecompramoscosas, la última vez tuve que aguantar a un chalao que me contó que el trigo convertido en spaghetti había perdido todo su energía... Buff buff!

Últimos comentarios

Archivo del blog