... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

27 de junio de 2006

Vecinos invasores

Buenas,

hoy voy a aprovechar una misma película para hacer dos post, uno en el de cine y otro aquí. Unos direis que es arte y saber estar, otros que se me acaban las ideas. Pero ya vereis como tiene un poco de todo, je, je.

Bueno, el fin de semana me ví "Vecinos invasores", que trata de unos animalitos que en una hibernación ven como su frondoso bosque de nogales y robles se ha convertido en una urbanización que les rodea. Así que tienen que tratar de buscar la comida directamente en las casas de estos, lo que provoca los lógicos problemas de convivencia que siempre son nocivos para los animales. Finalmente, todo se soluciona y viven en paz como debería de ser. Pero ya sabeis que esto no es más que una película y que la realidad es bien distinta.

Estaba oyendo el otro día la noticia de que han soltado cinco osos en el Pirineo francés, y que había provocado el típico rechazo de los ganaderos y habitantes de la zona. Bueno, realmente la noticia era que uno de los osos había desaparecido, posiblemente por que lo habían matado y arrancado el chip que lleva de seguimiento. Y las autoridades francesas habían dicho que no soltaban ninguno más. Y salía por la radio un tío diciendo que no le parecía bien que matasen al oso, pero que no podía ser que soltasen animales salvajes en zonas donde están los humanos. Yo creo que deberiamos tratas de llegar a un compromiso, dado que no puede ser que nos creamos con la potestad de apoderarnos de toda la Tierra, y mucho menos zonas montañosas como estas.

Por otra parte, la familia de mi niña vive en una casa en el campo, donde habitan los "bichos", mayormente insectos de diversos tamaños, texturas y colores. No voy a meterme con la familia, dado que quiero volver esta noche a dormir a mi cama, pero algo si que digo. No puede ser que nos metamos en el entorno de una serie de especies, como pueden ser la polillas, las arañas, hormigas, etc, y deseemos que respeten nuestro nuevo hábitat. Es que me resulta muy chocante la inquina con la que se emplean en aniquilar todos estos pequeños invasores que pululan por los exteriores de la casa.

En el otro lado, está mi amigo el Cari. Cada vez que voy a su rural casa es una nueva sorpresa de fauna y flora. Recuerdo un día que vimos una araña peluda y gordísima que se nos puso hasta chula (de verdad, que era enorme). Total, que la perseguimos entre los dos para echarla de casa como fuese. Finalmente, la acorralamos en el cuarto de baño, debajo de una repisa. Cuando miramos para sacarla, vimos que había 3 igual de gordas que ella misma. Joder que asco que me dió. Pues el tio cerró la puerta y dijo "a ver si se van solas". Y efectivamente, al día siguiente, despues de ducharse y ponerse desodorante en cada una de sus sobaqueras, se marcharon ;-)

Una pequeña gran reflexión patrocinada por el Tito Chinchan y su inacabable fábrica de tonterías.

Besitos.

****** Información para Pablistas ******

Bueno, bueno, ¿no os habeis fijado que estoy más gordo? No me lo puedo creer, es que no mirais nada. Bueno, os voy a contar lo que me pasó el fin de semana, que es el motivo de mi engorde. Estábamos en la casa de mi suegra, en el patio. Allí las abuelas, la tía, el bisabuelo, etc, haciendo monerías a mi pequeñín. Total, que opté por una sabía retirada hacia los aposentos ante tal despliegue de monerías, no sin antes darle un achuchón a Pablo. Así que, cuando estaba ya por el pasillo de la casa oigo "Javi, Javi, ven, corre". Voy a ver que pasa y estaba mi pequeño llorando.

Resulta que mi pequeño me siguió con la mirada el recorrido hasta la puerta y, cuando vió que me iba, se puso a llorar como un alma en pena. Ay, que bonito, que mi niño ya me reconoce y me quiere muuuuuuucho. Ole, que contento que estoy, y que tres kilos de engorde a base de orgullo paterno. Viva mi pequeño y la madre que lo parió!!!!!!

En otro orden de cosas, este fin de semana le hicieron una radiografía (no me digais que son malas, etc, que ya lo se yo) y nos dieron un par de medicamentos para los gases y la caca, que el pobre está en un sinvivir. Que manera de llorar, pobrecito mio. Aunque, finalmente, lo que mejor le va es la manzanilla, sin lugar a dudas. Con esto quiero deciros, que si algo os funciona bien, no cambieis, que nos dieron unos polvos raros que no le hacen nada y le dan asco. Por cierto, los biberones de manzanilla yo creo que sabe que son buenos, que los agarra incluso.

Oye, que ya agarramos las cosas con las dos manos y nos las llevamos a la boca. Los sonajeros le encantan, como son de peluche los puede apretar fuerte. Los coge (con ayuda) y se los aprieta fuerte, fuerte contra el pechito (momento en que me lo comería). Joder, que rico que está pequeñito, de verdad.

En fin, que han llamado los del piso de abajo, que tienen una gotera de baba. Que cierre la boca de una vez ;-)

Besitos.

9 comentarios:

Harapos dijo...

Umhhhh... Sólo una pregunta:

Supongamos que te mudas al campo porque es más sano y quieres que tu hijo crezca respirando aire puro: Si un día cualquiera está jugando en la alfombra de la salita y de repente ves una serpiente reptando hacia el... o ya no pongamos tanto, pongamos sólo una araña tan gorda como la que visteis tu amigo y tú...
O peor aún.. que le pica y le sale una hinchazón de narices y lo pasa mal durante 4 días...¿ No tomarías medidas para que no entren más en tu casa?

chinchanmolamazo dijo...

Buenas preguntona ;-)

yo creo que hay que llegar a un compromiso con el entorno en el que vivimos. Primeramente, si me quiero ir al campo, tengo que saber que ahí hay animales e insectos. Así que no puedo pretender asfaltar el monte sólo por un capricho mío. Hay que llegar a un acuerdo entre las partes, o por lo menos respetar un poco el hábitat.

Si veo una serpiente que ataca a mi hijo, o una araña, o un señor, o una tribu de zulues sanguinarios, ten por seguro que no dejo ni los huesos.

El tema es lo que dices, poner medios para que no entren, no exterminarlos sin más. Joder, se pueden poner mosquiteras, ultrasonidos que los alejen, etc. Pero no creo que tengamos que matar por matar.

Que espeso estoy, por Dios.

Besitos harapientos.

Harapos dijo...

Ya, es que quizá yo sí me sienta un poco culpable por eso... Pero es que verás, yo llevo mi propio huerto. Planto calabacines, lechugas, tomates, patatas, pimientos, puerros, acelgas, espinacas, remolacha, pimientos de padrón, berenjenas, coles de bruselas y repollos.
Hago un sistema rotatorio y uso el barbecho. Hago mi propio compost y no utilizo abonos químicos porque sé que estropean la tierra y el agua. Pero si no uso insecticidas los bichos se me comen las verduras. Lo he intentado, pero la cosecha se me va al traste, me quedo sin todas las verduras menos calabacines y quizás algún repollo. Con los caracoles también tengo una guerra abierta, pero procuro rodear las verduras con ceniza porque es una barrera bastante útil.
Eso sí, me he fabricado mosquiteras para las ventanas para no usar insecticidas dentro de casa, y demás animales son bienvenidos. Tengo un erizo viviendo en el jardín que come de la comida de mi gato, y como aquí no hay niños no hay necesidad de echarle. Si veo un ciervo volante me alejo lo más posible hasta que se vaya... etc. Hasta ahí todo bien, soy tolerante porque ellos son tolerantes conmigo.

Me gustaría saber qué opinas tú del tema del huerto, ya que es una pregunta curiosa. Yo uso pocos químicos porque sé que son dañinos para la tierra, pero los productores de verduras y frutas que generalmente se compran en los supermercados no pueden andar con chiquitos porque si una plaga les jode la cosecha se van a la ruina, así pues abusan de abonos, insecticidas y sulfatos. Qué es mejor... comer verduras y saber que miles de insectos (y pájaros que comen esos insectos, y rapiños que comen esos pájaros) mueren fuera de cautividad.... o comer animales de granja?

Por supuesto es una pregunta bastante retórica, pero es que es algo que me trae de cabeza.

Perdón por el Tocho y un muerdo a Pablo.

Vienmay dijo...

Hola!!
Desde luego... Javi deja de babear que estás ponendo el blog perdido!!

Me gusta el temita que ha salido en los comentarios, da para un post, no?
Personalmente creo que cuando encuentro insectos por casa intento sacarlos vivos de ella, si se cuela algún ratón o rata, la cosa se pone más peliaguda! Opto por la escoba y la luz directa... pero una vez entro una rata que medía como mi antebrazo y tuvimos que acabar por darle un tiro, que el bicho se tiraba a las piernas.. y que quieres que te diga, antes que coger la rabia o algo peor...

En lo que se refiere al huerto, como dice Harapos, a nosotros se nos ponían las acelgas perdidas por culpa de los caracoles, hasta que un payés nos dijo que también podiamos rociar las hojas con ceniza, y que luego para comerlas solo había que lavarlas... funcionó... un tiempo, hasta que llovió y los caracoles fueron más rápidos que nosotros poniendo más ceniza en las hojas.

Un beso!

Harapos dijo...

Sí, los caracoles son lo peor... sigh. Me tienen abrasadas las plantas, se comen las lechugas, los semilleros, muchas de mis plantas crasas (ornamentales), los capullos de las flores... Son una plaga.

Otra pregunta que me surge y que me gustaría conocer la opinión de Javi y vuestra en general.

Tambien tengo gallinas (en corral, no en jaulas), alimentadas con una mezcla de trigo 1/4, maíz 2/4, pienso para ponedoras 1/4, y berzas que cultivamos exclusivamente para ellas. (Además de las pieles de tomates, hojas exteriores de las lechugas y demás sobras vegetales).

De vez en cuando las "pastoreo" por al finca, para que picoteen por ahí semillas y granos de arena. Cuando se encuentran con un caracol se vuelven tarumbas, les apasionan, les encantan, les vuelven locas.

La cuestión que planteo es esta. ¿Qué os parece que vuestros animales sean carniceros? ¿Si os parece natural y lógico, porque ellos no tienen conciencia del dolor ajeno... ¿Veriais diferencia entre esto y, por ejemplo, recoger caracoles y otros insectos y dárselos directamente, sin que sean ellos los que los atrapan en su búsqueda de alimento?

Puede parecer una tontería, pero no lo es.

Novata dijo...

Joé, casi nunca me conecto ya (es lo que tiene trabajar con el PC, que luego en casa no te apetece na). Pero me alegro de seguir leyendo tanta creatividad y ternura. Creo que Pablete se merece un blog propio y todo, jajajajaja

Vienmay dijo...

Ostras Harapos, buen tema.
A ver (en mi opinión) ellas no pueden escoger, lo hacen por instinto... pero si tú se los llevas, no sé, pero no parece muy lógico o muy ético, no? Lo veo más como si tú fomentaras ese instinto, la verdad.. da que pensar!

Leana dijo...

Mis gatos (gatos urbanitas, sin acceso al exterior, de piso con doble ventana y mosquitera para que no hagan puenting, de pienso caro y cubitos de hielo en el agua cuando hace calor... gatos pijos, vamos!)
Weno, pues mis gatos, cada vez que entra una mosca o una polilla en casa se vuelven locos detrás de ella, intentando cazarlas.

Especialmente mi gata (el gato es más pachón), le sale un instinto de cazadora esteparia que hay que verla!
Allá va ella persiguiendo a la polilla, dando zarpazos certeros y cogiéndola sutilmente con los dientes para llévársela fuera de mi alcance, y yo corriendo detrás intentando rescatar a la polilla para sacarla por la ventana (esta escena es real de hace dos días) :)

En fin, que a mí las polillas me dan bastante asco, pero a pesar de lo que se divierten mis gatos con ellas, no me parece bien que se entretengan cazándolas...

Aunque si el bienestar de mi cosecha dependiera de que mis gallinas (que están libres por el campo) sigan su instinto y picoteen lo que encuentran (caracoles incluidos) pues... no sé, creo que es diferente. Ahí no tienes el mismo control. Aunque nu sé!

Besicos para el Pablo, que por lo que cuentas está precioso!

Lía dijo...

Nunca me había planteado este tema la verdad pero no sé...hay animales que son cazadores, qué comen otros animales, intentar modificarles el instinto por algo que a nosotros nos parece más ético me parece un poco una locura.
Los gatos cazarán polillas, ratones o pajarillos si están a su alcance porque los gatos hacen eso, está en su naturaleza (no digo que no me dé pena el pajarillo en cuestión, eso, es otro tema). Nosotros, seres racionales, tenemos la particularidad de poder elegir y me parece razonable pero los animales, no sé...

Últimos comentarios

Archivo del blog