... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

27 de marzo de 2007

¿Cuantas veces piensas en vegetarianismo al día?

Buenas,

cada X sale en prensa, televisión, radio, internet, tam tam de la sabana, señales de humo de las praderas, etc, un excelente reportaje sobre cuantas veces piensan los seres humanos en sexo al día. Unas veces es cada minutos, otras cada segundos, etc. No se como se harán estos estudios, ni siquiera si nos tendremos que dar cuenta de eso o es algo innato. Es decir, si me rasco la zona escrotal por un picorcillo, ¿se contabiliza como una pensada en sexo? Y si miro lascivamente a una moza, ¿se considera como varias pensadas o sólo una? Y así mil preguntas absurdas.

Pues andaba yo contabilizando cuantas veces pienso en sexo al día cuando me vino a la cabeza ¿y cuantas veces pienso en que soy vegetariano al día? Vaya tema chorra que traes hoy, ¿no? Hombre, puede ser chorra, pero seguro que hoy vas a contabilizarlas y a pensar más en ello. Me he dado cuenta que, como es obvio, los días que ando por los foros, o que hay actividad de comentarios en el blog, le doy muchad vueltas a la cabeza al tema. Pero es llegar el fin de semana (que no toco el ordenador más que el domingo por la noche) y se me olvida cualquier tema verduril.

Así que, señores que cuentan lo del sexo, cuenten las veces que pensamos en temas vegetarianos, que estamos hartos de intrigados en saberlo.

Besitos.

*** Información para Pablistas ***

Buenas,

ayer estuvimos en la casa del señor Ikea (que la tiene siempre llena de gente y vende sus muebles, que tipo más peculiar) y me dejé en la taquilla la compra que había hecho en el Leroy Merlín. Por suerte no me dejé 2 kilos de boquerones en vinagre, que tendrían que quemar el edificio entero de la peste, je, je, je. Y direis, ¿y a nosotros qué? Pues que como viene el cumple del peque, mi madre le regaló una mesita y dos sillas que son hipersupermonas de la muerte peluda. Y ya de paso, alguna tontería más para el peque, que el señor Ikea sabe vender las cositas para los niños. Yo quiero volver a ser niño y que me suelte en Ikea!!!.

Esta mañana casi nos le comemos al peque. Estaba en la cuna, en una esquina, dormidito con forma de L. Arrinconadito en la camita. Vamos, para comersele de rico. Y lo mal que lleva el cambio de hora, que desde que se cambió todos los días tengo que despertarle, lo que hace que llegue algo más tarde al curro (antes él era el despertador). Por cierto, ayer salió con la nariz magullada, a ver si nos explica hoy la profesora de qué es, dado que parecía como que se hubiera quemado (de abrasión, useasé, de arrastrarla por algún lado).

Por cierto, le he dado una botellita de aceite de lino (rico en omega-3) para que se lo den con el puré de verduras. En casa no le gusta demasiado el sabor, a ver si en la guarde le coge más el gustillo.

Besitos.

P.D: Quedan 5 días, que emoción!!!

5 comentarios:

Andrea dijo...

Yo te cuento que pienso en vegetarianismo muchas veces al día, y aunque me da cosilla decirlo más que en sexo. Pienso cada vez que tengo que preparar la comida, al elegir que darle de comer a mis hijas, que es lo mejor,en el momento de hacer las compras en el super o el pedido a la verduleria y hasta cuando le alcanzo a mi marido un vaso de jugo de naranjas al taller para mimarlo un poco. De su alimentación no me siento tan responsable porque es grande y se cuida solo pero de lo que comen mis hijas me carcome el coco. Pensar lo que es mejor, que no les falte nada, que la B12 ,el DHA, el hierro, el calcio y la mar en coche.
Con respecto al peque te cuento que a mi niña le mandaba en la vianda del jardín cuando se quedaba a almorzar cosas que no quería comer en casa o a las que me hacía cara fea y se las comía. En el jardín comen de todo.
Felicitaciones a Pablin por sus primeros pasos solo, a mi hija le falta poco y pienso que cuando se largue me voy a volver loca porque va a tocar todo, y todo lo que no puede o es peligroso porque es una diablilla. Creo que ya dí mucha lata. Saludos.

ZEN_ic dijo...

pues creo que pienso todos los días en ello, me pregunto ¿qué cosas como hoy? ¿tengo que hacer la compra? ¿estaré comiendo bien? ¿por qué tengo tantos gases? ¿por qué estan tan caros los frutos secos y otras cosillas? ¿qué comían vegetarianos como Pitagoras en su época? ¿por qué siguen otros asesinando animales si no es necesario? ¿por qué somos tan egoistas?.....

Tal vez esté un poco obsesionado, lo reconozco, pero van vidas en ello.

Un abrazo ;)

Lía dijo...

Pues yo pienso en vegetarianismo sobre todo los fines de semana que es cuando tapeamos fuera y es un verdadero martirio. Para la buena verdad ultimamente invierto más energía en maldecir (mentalmente) a los cocineros de todos los bares de España que ya no hacen tortilla de patatas...parece en extinción!
En fin, menos mal que me voy a casa de Désirée a que me haga comiditas buenas durante toda una semana ;)

Monica dijo...

Pues...cuando empecé a ser vegetariana pensaba en eso TODO el día!! jajaja...ahora solo pienso cuando toca salir a comer con alguien, o cuando me preguntan, o cuando me toca leer las etiquetas de los ingredientes!!...de resto creo q no!!

Valentina dijo...

Por mi parte, pienso todos los días seguro. Por lo general pienso la misma "cantidad" de veces cada dia, aunque a veces de repente estoy todo el día. Y no pasa por un tema de obsesión, creo que a ninguno nos pasa, sino que en realidad, el tema salta todo el tiempo, el vegetarianismo no es algo "común", entonces salta hasta en asuntos que parecen a simple vista no tienen nada que ver, pero la diferencia socio cultural se marca fácil. El especismo esta a flor de piel, y no puedo dejar de pensar y decir y actuar en contra de el.
Buen tema, saludos!
Valentina, Montevideo

Últimos comentarios

Archivo del blog