... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

28 de febrero de 2006

El macho dominate ha sido herido!!!!

Buenas,

el macho dominante de la manada (o sea, yo, en palabras de un amigo) ha sido herido muy gravemente. No ha sido una herida física, que no supondría un grave perjuicio, sino algo más grave y doloroso. Ha sido herido en el orgullo, y nada es peor para un espalda plateada que ser vejado y vilipendiado. Ay, que pena tengo en el corazón, y lo peor es que la traición ha sido en el propio seno del hogar. Y como bien sabeis que Pablete sigue en stand-by, ¿quien puede haber sido?

Ayer estaba yo exultante tras un entrenamiento satisfactorio con los aprendices de porteros de balonmano. Total, que me dije "Voy a coger una receta de las de mi amiga Magari que se va a chupar los dedos de los pies mi niña". Entro en el salón y digo "Que aquí no se mueva nadie (sin respiración la dejé pensando que era Tejero) que hoy tenemos cena sorpresa". Y vaya que fué sorpresa. Hice unas albóndigas de espinacas que a la autora le salieron riquisisisisimas, pero las mías parecían pelotas de squash. En textura y sabor, que es lo peor.

Y aquí viene el vilipendio, mi niña me dijo con voz claramente jacarandosa, aunque con un deje de desprecio absoluto hacia mi persona (esto quizá lo he exagerado un poco) "La próxima vez que quieras hacer experimentos, hago yo una cena paralela" ¡A mí! ¡al gran chef Chinchan, que sabe cocinar los macarrones de no menos de tres maneras distintas!.

Que desprecio, no se si podré remontar el vuelo y recuperar la ilusión por la cocina. Y lo peor es que mi jefe me ha tomado por su elfina doméstica* y me tiene hasta el eje bajo del cuerpo masculino, no os digo más.

Besitos.

P.D: Como lea esto mi niña y de su versión me hunde ;-)
P.D.2: Por cierto, por mis genitales que me comí la mitád de aquellas pelotillas verdes compactas. He dormido mal, pero a cada bocado decía "Hummmmm, que ricas".
P.D.3: Estoy por venderlas a una tienda de deportes, que botan bastante bien.

* Los elfos domésticos son, en los libros de Harry Potter, unos seres que viven atados mágicamente a sus amos para ser siempre sus siervos. Ellos están encantados con su profesión y no desean que nadie los libere. Yo si quiero que me liberen!!!!

6 comentarios:

magari dijo...

¡Javi campeón, Javi campeón!
¡Venga, tio grande, ánimo que la próxima tú puedes!
¡Arriba, machote!
¡Javi campeón, Javi campeón!

chinchanmolamazo dijo...

Snif, snif, lagrimones como puños caen por mis mejillas.

Viva Magari y la madre que te parió!!!!!!

y sus albóndigas de espinacas también ;-)

Un besazo, guapísima.

P.D: Me he emocionado y todo.

ilu.- dijo...

pero... el famoso " lo que cuenta es la intención ".. no cuenta?

jeje.. dile a tu niña que la proxima vez que entres a la cocina ella comience a arreglarse.. asi cuando esta la comida esta lista para salir a cenar afuera... :)
( es uan buena excusa para uqe te deje reingresar en la cocina.. no?)

De todos modos ... no tengo duda qeu la proxima vez te salen de maravillas...

Animo.. que esto es prueba y error!

ilu.- dijo...

quise decir.. que cuando tu tenias la comida lista ella estabLISTA para salir a cenar afuera.. contigo...

chinchanmolamazo dijo...

Buenas,

no es mala idea, pero no me meto en la cocina para que luego nos vayamos a cenar por ahí!!!!

Por cierto, a ver si cuento la historia del primer gazpacho que hizo mi niña, que le salió de un color peculiar.

Besitos.

Anónimo dijo...

Javi, escribes de puta madre.

Te quiere

Tu padre

Últimos comentarios

Archivo del blog