... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

8 de enero de 2007

Feliz año 2007 !!!!

Buenas,

que no, que no estaba muerto, que estaba de parranda. Bueno, no tengo excusa alguna a llevar dos semanas sin actualizar, más que decir que estaba de vacaciones y que lo hemos pasado tan bien que no he encontrado momento ni motivo para escribir. A decir verdad, hoy no tengo na que contaros, pero para que veais que sigo vivo, pues os pongo unas lineas. Que no se me olvide decir que es la segunda vez que escribo esto, dado que la primera se ha perdido en el limbo de los posts perdidos (¿no guarba automáticamente blogger los posts según los escribías? Se ve que no).

Bueno, las cosas han ido muy bien, aunque de salud algo pochos. La niña con su garganta fastidiada y yo con un hongo en la boca que hace que todo me sepa fatal, ya ando mejor, pero vaya mierda de nochevieja. Saqué todo el despliegue de medios para dicha cena y al final la disfrutó mi cuñado que se comió la mitad de las cosas que había hecho. Vaya ful, pero desde luego quedó de lujo, mañana os cuento más.

Pues nada, que he decidido dar un cambio de look a mi vida, tras vaciar el armario de cosas que no me valen y descubrir que tengo camisas como para estar quince días sin repetir indumentaria. Así que tengo que ir a por otros zapatos nuevos a mis queridas Merkal, que los que me compré no han salido del todo buenos (es lo que tiene tener estos valores).

Besitos.

P.D: No se os olvide echarle una visitilla a Ramiro Povedilla Céspedes, que el muchacho sigue actualizando y no le decís na de na ;-)

*** Información para Pablistas ***

Buenas,

babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas, babas hasta el infinito y más allá.

Nada, que esta ha sido posiblemente la mejor Navidad de nuestras vidas. Pablo está grandísimo y espabiladísimo, gatea que da gusto, se empieza a soltar andando y hablando, tiene un entendimiento que es increible, la gente alucina con las cosas que hace, nos ha estado despertando con besitos y caricias (despertandose bien pasadas las ocho de la mañana), ha jugado todo lo que ha podido, ha dormido como un lechón, ha comido como un verraco, vamos, ha vivido a cuerpo de rey. Lástima de hoy que a las 7 le he cogido de la pata y le he sacado al mundo cruel :-(

En fin, mañana detallamos un poquito más.

Besitos.

P.D: ¿Os he contado que el otro día abro un ojo y me veo al Pablo de rodillas en la cama? Me miró, me regaló una enorme sonrisa, dijo "Papá" y se abalanzó sobre mí a abrazarme. Cierto es que casi me parte la nariz de un cabezazo, pero eso no tiene importancia. Que felicidad.

3 comentarios:

irantzu dijo...

Es bueno saber que la ausencia era por estar pasandole bien. Me lo suponia, pero igual taaaanto tiempo me parecía raro.
Pablito te tiene derretido, no? Que rico... me encanta leerte y ver que estás tan enamorado de tu hijo. :-)

elena dijo...

¡al fin noticias noticiosas!!!
yo sí estaba preocupadilla ya, que tanto tiempo era ya demasiado. Pero vienes contando sólo cosas buenas, salpicando al personal con babas, y nosotros encima encantadas de escucharte...

ay


besos, familia
elena

Tito Chinchan dijo...

Buenas,

pero como que estábais preocupadas !?!?!?!?! Ya sabeis que perrez llama a perrez, y en vacaciones poca tecla doy, como mucho para criticar alguna peliculilla.

Un besazo a las dos por guapas!!!

Últimos comentarios

Archivo del blog