... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

16 de enero de 2007

Aún más setas


Buenas,

tras el rollo de ayer sobre las setas frescas, me dí cuenta que no os hablé para nada de los otros modos en que podemos encontrarlas. Y es que no hay nada como tener lectoras cultas e ilustradas que en dos pinceladas te esbozan un post para cogerlo y desarrollarlo con mi torpeza habitual.

Cerca de nuestra casa hay una tienda un poco peculiar, a la que denominados "La tienda de las setas donde le compré a tu madre el Limonchelo que no le gustó nada y lo tiene escondido en aquel cajón". Creo que venden productos italianos de todo tipo, pero la especialidad de la casa son las conservas, y entre ellas la conservas de setas. Tiene un montón de variedades distintas de setas en lata y bote, a un precio muy inferior a sus homónimas frescas. ¿Cual es el problema? La textura de una seta en bote no tiene nada que ver con las otras. Es como más esponjosa y gelatinosa, con lo que da algo de asco. Vienen bien como acompañamiento, pero poco más. Lo bueno es que son baratas.

Luego tenemos las setas congeladas, que las hemos comprado alguna vez en La sirena (tienda de congelados a la que le dediqué un post enterito). La verdad es que congeladas no me gustan nada de nada, dado que si de por sí tienen mucha agua, no os querais imaginar si están congeladas. La bolsa que le echeis a la sartén se quedará en nada como mi paga a medida que avanza el mes. También es una opción barata, pero a mí no me convence mucho.

Finalmente tenemos la opción más cara de las tres, pero también la que más me convence, que son las setas desecadas o deshidratadas. Son setas cortadas (si son grandes) que las desecan y venden en botes. Luego en casa las metes en agua caliente, y crecen hasta tener un tamaño normal, conservando casi intacto su sabor original. El único pero que les encuentro a estas setas es que muchas veces tienen tierra, con lo que hay que lavarlas tanto que no sale rentable, dado que se les va el sabor.

Bueno, y con esto y un bizcocho, finiquitamos el seminario "Como comerse la casa de David el Gnomo sin envenenarte".

Besitos.

*** Información para Pablistas ***

Buenas,

pues no, esta noche no se ha acostado antes y nos ha hecho la misma de ayer. Se toma el biberón de por la noche y, hasta pasada más de una hora, no se quiere dormir. Ummm, si con esta edad ya nos trasnocha, no se qué hara con 20 años ;-)

Por otra lado, que hoy hay poca cosa que contar, ayer aluciné con los fuerte que es. Tengo una cosa, que denominamos "la pescadilla" por que se congela, que es para dar frio o calor. Es una especie de compresa de frio calor que pesa bastante. Pues ayer vaciando el contenido de una cesta el Pablete se encontró con esto, lo levantó con una mano y lo tiró hacia atrás con total desprecio. La cosa sería normal si no pesase la cosa esa lo que pesa. Joder, que es un bebé y es como si tirase yo algo de 20 kilos hacia detrás con un brazo y en situación "inestable". Desde luego nos ha salido un verraco, je, je.

Besitos.

4 comentarios:

Júlia dijo...

Hola
me alegro de que Pablo ya esté bién.
Sobre las setas congeladas... las de la Sirena las compré una vez y no me gustaron mucho. por lo menos en mi paquete había mucha seta gigante, esponjosa (y asquerosa) que debe ser más barata, de esas que nunca te comprarías y que como mucho te las puedes comer mezcladas con otras, y pocas setas "de las buenas".
El del Mercadona que dice Elena no lo he probado... ya miraré.
La verdad es que estas setas congeladas no te sirven como base de un plato, pero sí, por ejemplo, para hacer un arroz, o una salsa (para acompañar seitán?).
Y tanto hablar de setas, me han dado ganas de cocinar algo con ellas... a ver si este fin de semana me animo, y os cuento.

Harapos dijo...

Vuelvo de mis forzadas vacaciones y con una corrección en la boca: David el gnomo vivía en una cueva excavada al pie de un árbol entre sus raíces. Los que vivían en las setas eran los pitufos :) :P

irantzu dijo...

Adoro las setas, que yo llamo champiñones. Las como mucho como acompañamiento del acompañamiento... ;-) simplemente las frío en un poquito de mantequilla y con algo de sal... hmmm...
Oye, pusiste un logo al ladito de tu URL, se ve muy lindo!

delokos dijo...

Yo prefiero utilizarlas frescas, aunque sean de cultivo... son más sabrosas que las procesadas...

Con la excepción que tú dices: las secas... me encantan las shiitake, tanto frescas como secas, pero el sabor de las secas es superior... el problema que tienen es que son bastante caras... pero nunca traen tierra, ya que se cultivan en troncos de árboles...

También compro a veces setas secas variadas, las paso por el molinillo hasta hacer un polvo fino y lo utilizo como condimento para dar más sabor a algunos platos...

Yo también congelo setas silvestres, pero hay que escaldarlas unos minutos, dependiendo de la variedad, y cocinarlas sin descongelar... aunque no sirven, desde luego, para todos los platos... son fundamentalmente para cocciones más largas... te puedo informar más, si te interesara...

Un saludo...

Últimos comentarios

Archivo del blog