... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

3 de marzo de 2006

El humaneo es un arte

- Mama, no quiero más paté - gritó Krups con tanta fuerza que parecía que se le iba a partir el tercer hueso andragio.

- Mira, te lo vas a comer o te arranco un tentáculo, que me tengo que destrucular todos los días en la fábrica para traer la comida a casa. Y sientaté bien, que pareces un humano con esa postura - bramó Labbra con los díperos de punta.

- Tengamos paz - mugió Prodesfar , marido de Labbra y progenitor de la criatura - tampoco pasa nada porque no se lo coma. Además la nueva marca que compras no me gusta nada, ¿porqué ya no compras "el humano risueño"?.

- Mira, sabes perfectamente que estoy en contra de comprar productos de origen humano, que nunca se sabe de donde proceden. Prefiro comprar este paté "El tofú culto" que sale mejor de precio y sabemos los componentes. Mira, todo sanísimo, tofú hidrogenado y ionizado (6 %) y chuflur 302-E. ¿No se de que os quejais?.

- Mujer, no te enfades. Por cierto esta noche no me esperes, que hemos queda en el club humano, que al parecer humanean "El niño del cuerno", "Rabilargo" y el mítico "Torete". No puedo perdérmelo - mugió Prodesfar mientras regurgitaba el salteado de hierbas.

- Me tienes hasta el mismísimo muthgasse ya. ¿No ves que está el niño delante? - testarificó con sus grandes testarificas Labbra - te tengo dicho y más que dicho que no menciones las bárbaras constumbres que teneis los de vuestra especie. Humanear no es un arte, es una salvajada.

- ¡Una salvajada! ¡¿Dices que el humaneo de "El morlaco de la tercera galaxia de Orión" es una salvajada?! - bramó con fuerza el marido esputando pequeños brotes malmordidos - Tu no tienes ni idea y mantienes que los humanos tienen que ser respetados. Vamos ya, que les den por el cuarto esgerífico trasero. Ellos se crearon para esto y punto. Y deja de meterle estas estúpidas ideas a Krups.

Dicho esto, Prodesfar se levantó y salió de la cocina. En ella, encolerizada, Labbra sentía como su corazón se partía en dos. Quería golpear a su marido hasta que le entrase en su astada cabeza que su afición era una salvajada. Quería hacerle sentir lo que aquellos pobres seres sentían. Quería que viese que aunque no pudieran mugir como ellos, tenía sentimientos y sufría. Pero, ¿de qué iba a servir?

9 comentarios:

ilu.- dijo...

:)

magari dijo...

Cómo cambiarían las cosas si se usara más la empatía.
Me ha gustado mucho.

Marina dijo...

Publica un libro ;) A mí también me ha gustado mucho. Cuando era pequeña escribí un diálogo parecido sobre hombres y mujeres, invirtiendo los papeles. Es una forma muy elocuente de ver lo absurda que es a veces nuestra forma de pensar.
Un besito.

Anónimo dijo...

Para nada me parece elocuente, y... bueno... bueno no está, pero es buena la intención... parece.

chinchanmolamazo dijo...

Bueno, esto, gracias, o bueno, no se, quizá, ¿quien sabe? ;-)

Anónimo lector, no te creas que he comprendido muy bien a que te refieres. Que no te parece elocuente si, lo de la intención me parece que queda totalmente fuera de duda. Otra cosa es que no lo haya plasmado correctamente, pero mi intención está bien clara y la he puesto hasta por escrito.

Marina, que me ha dicho un pajarito que tu le das muy bien a la tecla a la hora de relatillos. Ya te comentaré, que era muy tarde ayer cuando me enteré.

Vegetarianita :-P

Magari, qué palabra más interesante, empatía, lo importante que resulta y lo complejo que es conseguirla.

Besitos a repartir.

angela dijo...

Hola!
Bueno, me ha gustado mucho el cuento, aunque creo que si es para niños habría que hacer algunos téminos más accesibles a ellos.

Solo decirte que me he animado a hacer un blog tambien, que todas las noches hecho un vistazo al tuyo (y al de tus lectores, claro), espero actualizarlo tanto como vosotros, que sois unos bloggeros profesionales ya. jajaja

angela dijo...

jajajaja! vale, leyendo anteriores post he visto que los cuentos no eran para niños. Vaya cuajo que tengo, jajajaja!

chinchanmolamazo dijo...

Buenas Ángela,

publicitate, que no has puesto la dirección del blog!!!

http://www.espacioblog.com/revolucionvegana

ale, que no se diga que no cuido a mis lectoras. Los cuentos, como había dicho, no son para niños. Ni siquiera son cuentos, son relatillos de esos que escribo en menos de 12 minutos nada más llegar al trabajo. Como "Las mil y una noches" pero para el desayuno ;-)

Besitos.

P.D: Jo, ¿porque siempre enlazais a Magari y a mi no? Buuuuaaaaa, buaaaaaaa ;-)

Anónimo dijo...

I'm impressed with your site, very nice graphics!
»

Últimos comentarios

Archivo del blog