... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

2 de marzo de 2006

Que aburridos son los martes

Martes por la noche. La programación apesta y la ventana les recuerda con el golpeteo que en la calle no hay más que frio y lluvia. Marcos y Godoy están hastiados en el sofá, ya no saben que hacer. A pesar del nuevo mando adaptado a pezuñas grandes, Godoy no se hace con el juego "Larry en el Congo". No consigue comprender el objetivo de este.

- Oye Marcos, ¿porque Larry tiene que ligarse a esas humanas? ¿Porqué no les expone directamente lo que quiere y deja de hacer el tonto? - ladró Godoy.
- Joder, no te enteras de nada. No podemos llegar y olerle el culo a las chavalas. Los perros lo teneis muy fácil, con oleros ya sabeis si terminareis bien o no.
- O sea, si follaremos. Ups perdón, si copularemos- rió Godoy entre dientes.
- Si eso, los humanos tenemos unos códigos que nos rigen la vida, y que sin ellos no podemos actúar - Respondió Marcos mientras su personaje en el juego recibia una mano de hostias del matón de turno.
- La verdad es que no os entiendo - siguió metiendo el dedo en la llaga - no haceis más que poner normas y normas. Y eso os pasa porque no haceis por pensar. Buff, ¿te acuerdas de las clases de historia de la humanidad? ¿Cuando hablaban de los bárbaros y decían que os comiais los cadáveres de otros animales? Yo creo que es una leyenda. Joder, y además ni los cazábais, que erais carroñeros ...
- Mira, dejamé en paz. - dijo interrumpiendo Marcos - Que nuestra especie cometiese barbarismos en la antigüedad no quiere decir que los sigamos cometiendo. Además, vosotros le oleis el ojete a los demás, y me consta que no siempre están limpios - atacó Marcos.
- Y dale con los culos, que obsesión - anda, pidamos unas hamburgesas al VegeBurguer a ver si se te pasa la tontería.

Tras unas grasientas hamburguesas de cereales y tofú regadas con cervezas baratas y acompañadas por patatas refritas, Godoy se encendió el porro.

- Joder Godoy, desde luego no paras, tenemos un pestazo aquí que no puede ser.
- Anda déjame en paz, que hago con mis pulmones lo que quiero. ¿O acaso pretendes decirme lo que tengo que hacer? A ver si vas a ser como tus antepasados, esos que se creían superiores a nosotros - ladró Godoy mientras soltaba el humo.
- Bueno, no te enfades y pasamelo, que al final siempre termina oliendo a pezuña quemada - dijo con sarcasmo Marcos.
- ¿Que pasa? ¿Que porque no pueda liármelos te crees que puedes meterme prisa? Ya me gustaría verte a tí con estas dos pezuñas hacerte un canuto. - replicó Godoy.
- Mira, me tienes harto, entre que hueles culos para ligar y que no sabes ni liar un canuto, no se para que somos amigos.
- Básicamente, porque si no fuese por mí, no te comerías un colín. Que eres muy parado y se te dan mal las tías, reconocelo -aseveró Godoy con aires de superioridad.
- Vete a oler culos, can piojoso.
- Vuelvete a la caverna, homínido barbilampiño.

5 comentarios:

mar dijo...

Queremos más!, queremos más!.
Se me ha hecho un poco corto, y me ha entrado un poco de curiosidad: ¿qué pasará en los bares y en las calles de tu cuento?. Suena bien.
Yo también quiero poder pedir a una VegeBurger (¡qué ilusión!).
Un beso, guapetón.

chinchanmolamazo dijo...

Buenas guapas,

podriamos pensar en ampliar los cuentos, ¿porqué no? El tema de hacerlos más largos es que pueden hacerse más pesados de leer, pero por lo demás, no hay problema.

Ale, ya tienes más, que por cuentos no quede ;-)

Un besazo.

Anónimo dijo...

What a great site, how do you build such a cool site, its excellent.
»

Anónimo dijo...

I love your website. It has a lot of great pictures and is very informative.
»

Anónimo dijo...

Great site loved it alot, will come back and visit again.
»

Últimos comentarios

Archivo del blog