... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

16 de enero de 2006

Pues los leones comen gacelas

Buenas,

estaba yo un día desprevenido, cuando un amigo me asaltó con la siguiente frase "Pues los leones comen gacelas". Como dice la tía de otro amigo, me dejó el coño frío. ¿A que viene esa tremenda aseveración sobre la dieta carnívora de los leones? ¿Me vería como a su leoncito de peluche y esto tendría alguna connotación sexual implícita?.

"¿Y que cojones me cuentas a mí?" - respondí con mi habitual diplomacia. "Pues eso, que los leones comen gacelas y que tu deberías comer animales, que es lo natural. ¿O le vas a decir al león que no se coma a las pobres gacelas?". ¿Que hacer ante tal despliegue de argumentos? Desarmado ante la contundencia de la divagación, cruzaron por mi cabeza cientos de originales respuestas "¿Sabes lo que me puedes comer a mí?", "¿naciste así de listo o fué un golpe posterior?", "Tu no eres el más listo de tu pueblo", o "los burros son vegetarianos y tú muy listo no pareces". Al final no recuerdo en que quedó la cosa de los leones y las gacelas, pero desde luego la cosa tuvo su gracia.

La última vez que lo ví, creo que había puesto su cerebro en venta sobre un cartel que rezaba "Semi - nuevo un mes de uso" ;-)

Besitos.

1 comentario:

Marina dijo...

Jajajajajajja
Eres un crack.
Se ve que está últimamente la cosa de argumentos estúpidos... No pasa nada, con lenguas ingeniosas como la tuya podemos parar un tren de carnívoros lúcidos como ese.
Besos.

Últimos comentarios

Archivo del blog