... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

26 de enero de 2006

Sobre nabos y percebes

Buenas,

ayer descubrí con inmensa alegría que tengo lectores que me leen del mismo modo que se sufren las hemorroides (en silencio). Cuando íbamos a comer me comentó que se había leido todos los comentarios del post sobre las imágenes desagradables. Tal proeza merece que le dedique la parrafada del día.

Me hizo una serie de preguntas, dado que no lo había comprendido bien, por lo que supongo que son dudas que puede tener más gente. La que más curiosidad me produjo es una muy habitual, ¿Las plantas sufren? ¿Porque comes plantas y no animales? Lejos de sentirme ofendido ante la pregunta, le vine a contestar algo así.

Los seres humanos a fin de cuentas somos animales. Por lo tanto, tenemos que realizar una serie de funciones básicas que garanticen nuestra supervivencia, como son beber, comer, dormir y reproducirnos. Un vegetariano trata de causar el menor daño posible a su entorno a la hora de alimentarse, pero tiene que hacerlo. Entonces, a la hora de elegir entre plantas y animales, elige no comerse a estos últimos. El motivo es evidente, los animales tienen una capacidad de sufrimiento y de percepción de las cosas que se aproxima mucho a la de los humanos. Las plantas no lo tienen por no poseer un sistema nervioso central. Por lo tanto, si no comemos animales, estamos reduciendo mucho el sufrimiento. Si un día se demuestra que las plantas sufren, los vegetarianos seguiremos comiendolas, dado que lo primero es garantizar nuestra supervivencia.

Yo creo que la explicación queda bastante clara y es en un lenguaje entendible por todos, ¿no? Luego está un tema que me han consultado muchas veces, los percebes y similares, ¿porqué no los comes? Pues mira, no se si un percebe sufre o no cuando me lo como, pero dado que la parte comestible del percebe es lo que vulgarmente se conoce como pene (aparato urogenital en los humanos), pues casi que prefiero comerme un nabo antes que un percebe, ¿no? Jocosidades aparte, creo que el tema está claro. Si no comes animales, no los comes. No te puedes plantear si este sufre más que el otro, dado que a fin de cuentas todos sufren. Mira sino las ostras cuando las echan el limón por encima como se retuercen (y se cagan en todos los muertos puestos en fila india bailando la Lambada del que se lo está echando). No podrán protestar, pero no es discutible que sufren.

Bueno, la cosa ha empezado con el verbo lento y pesado, pero luego se ha hecho grácil cuan bailarín de ballet.

Besitos.

P.D: No me sufrais en silencio, que cada vez que escribís un comentario brota un parterre de perejil en algún lugar del mundo. Cuando se escriben treintaycuatro brota un hayedo, que me lo han dicho.

9 comentarios:

mar dijo...

Bueno. Ahí tienes a un buen aspirante a vegetariano (ja,ja).
A mí me gusta que muestren ese interés y que me pregunten lo que quieran, que yo intento ayudar en lo posible. Creo que es el mejor camino para ir ganando batallitas en este tema nuestro tan especial.
Luego harán lo que les venga en gana, pero por lo menos estas palabras las tendrán en su cabeza y pensarán en ello más y mejor que antes, pues ya tienen más información.
Sin ir más lejos, con mi chico. En un principio llegamos a tener pequeños encontronazos, pues el no entendía mi cambio repentino y me tachaba de pelín radical. A base de hablar y de intercambiar opiniones, él sigue con su dieta omnívora, pero me entiende e incluso le gusta cocinar más que antes, y cocinar vegetariano (también se lo come, eh?... je,je)
Bueno, creo que hay un comienzo para todo y que cada persona tiene su manera y su momento.
Un beso

Anónimo dijo...

RESTAURANTES VEGETARIANOS

Hola, quisiera recomendar un par de restaurantes vegeterianos a la chica que comentó en el post anterior.

Yo no soy vegetariano, como tu pareja, pero cuándo voy a un restaurante vegetariano, me gustan los que tienen platos elaborados con comidas que reconozco (berenjena rellena y cosas así). Por otro lado, me echan para atrás las cosas que no comprendo como el seitán (que lo he probado y no me gusta nada)

Los 3 restaurantes que te recomiendo son:

- Vegaviana. Está cerca de Chueca, y es barato y sencillo.
- Restaurante vegetariano. (así como suena, no se han matado con el nombre), se come muy bien, y a precio medio. Está en mitad de malasaña. De los 3 es el que más te recomiendo. Tiene además unos zumos muy buenos.
- El granero (uno de los favoritos de chichanmolamazo), que sólo abre a mediodía o los viernes por la noche. Muy bien de precio y con un arroz con frutos secos buenísimo. Está cerca de Lavapiés.

Puedes buscar las direcciones en la guía del ocio, y recuerda, que en Madrid, SIEMPRE hay que reservar.
(en el "Restaurante vegetariano" seguro, y en los otros dos, quizás tengas suerte si vas sin reserva).

Besos,
Chico del siglo XXI

magari dijo...

¿Qué son percebes?

:S

chinchanmolamazo dijo...

Buenas,

magari, según la RAE un percebe:

percebe.
(Del b. lat. pollicĭpes, -edis).
1. m. Crustáceo cirrópodo, que tiene un caparazón compuesto de cinco piezas y un pedúnculo carnoso con el cual se adhiere a los peñascos de las costas. Se cría formando grupos y es comestible.
2. m. coloq. Persona torpe o ignorante.

Es un "bicho" con un cuerpo rugoso cilíndrico, entre 2 y 7 centímetros (por ejemplo) y que la cabeza es una especie de caparazón muy raro. Sa pega a las piedras de la costas, donde más chocan las olas (por eso los percebeiros gallegos protestaron tanto por el Prestige - el petrolero que se hundió). Y para comerselo, se parte por la mitad y se come el interior (que es el pene).

Bsitos.

magari dijo...

Pues vaya tela.
Entre esto y las criadillas, a más de uno le arrancaba yo el "percebe".
:D

mar dijo...

Caramba, Javi
Soy gallega, vivo en Galicia, y no sabía lo de los percebes, aunque antes de ser vegetariana nunca me habían gustado. Lo más cachondo es que se lo he comentado a varias personas y han flipado en colores (con las verduras no pasa eso, ja,ja).
Por otro lado, muchas gracias a todos por las diversas sugerencias de locales madrileños.
Un beso

Anónimo dijo...

Greets to the webmaster of this wonderful site. Keep working. Thank you.
»

Anónimo dijo...

Gracias por estas líneas, soy vegetariano desde niño, pero como vivo en centroamérica, no hay percebes. Risas aparte, que han sido muchas, estoy advertido de no comer pene, digo percebe, en mi próxima visita a Asturias. Un saludo y buena suerte. Larry José Madrigal, El Salvador.

Anónimo dijo...

Hola, yo soy vegano y sin embargo he de decir que me parece un poco tontería lo que dices de percebes y ostras. Cuando le metes el dedo en la boca a una planta carnívora se retuerce, significa que sufre? No.

Y lo de que no sabes si sufre o no, claro que lo sabes lo sabes igual que sabes que una planta no sufre. No tienen sistema nervioso.

Creo que estás muy encasillado en los términos planta y animal.

Acaso si un día se descubre una planta con sistema nervioso (sería muy raro pero imagínate), la comerías porque es una planta y tú lo que no comes es animales? Me parece un razonamiento estúpido.

Las esponjas de mar también son animales, y tampoco sienten ni padecen.

Últimos comentarios

Archivo del blog