... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

24 de mayo de 2006

¡Habemus guardería!

Buenas,

hoy vamos a aunar los dos bloques más importantes del blog, dado que ambos cruzan sus caminos, y lo harán muchas veces en la vida de este, creo yo. Resulta que ayer fuimos a una guardería que hay al lado de casa, que nos habían recomendado. Como en las públicas no nos admiten (es lo que tiene que ambos padres trabajen por cuenta ajena) es una privada, que tiene un cartel en la puerta que dice que está entre las nosecuantas mejores de España. Con esas referencias, ¿quien se resiste?

Total, que nos estuvo contando una mujer muy agradable que no paraba de hablar el precio, los horarios, lo que incluía, clases para padres, psicólogos, pediatras, vamos, todo de todo. Nos enseñó las instalaciones y parecía que iba a ser yo el que entraba en la guarde. Joder que ilusión que me hizo recorrer las clases, ver el cuarto de baño (casi me muero de la risa con la taza del vater, que peque), las cocinas, el patio, etc. Mi niña estaba notablemente menos ilusionada que yo, dado que tiene ninguna gana de dejar a pequeñito. Ya veremos que tal en septiembre cuando le dejemos allí de verdad. Y es que crecer mucho y muy rápido, cachis en la mar.

Bueno, pues resulta que en el precio se incluye desayuno, comida y merienda, y tu sólo tienes que llevar la leche y los cereales (aparte de pañales, mudas, etc). Así que le dije que nuestro hijo era vegetariano (con más miedo que vergüenza, la verdad sea dicha) y nos dijo, tras una pequeña sorpresa en su cara, que no había problema. Que todo esto se indica en la agenda que nos dan y que le parecía muy bien. Que todos los niños tienen sus particularidades y que sin problema. Así que me dió un subidón, dado que me parecía un problema esto y ya pensaba que íbamos a tener que discutir. No se si es porque era privada, pero oye, que descanso. Así que sin ver ninguna más cogimos la guarde, que sólo con ver a una de las educadoras como trataba a los niños, me dieron ganas de pagarle yo para que hiciese media hora de mimitos (como en el episodio del CSI del lunes). Que amor hacia los bebés, de verdad, esto tiene que ser vocacional. Así que estoy muy contento.

Por cierto, que sentimiento de culpa cuando le iba a decir que iba a ser vegetariano el niño. Es la primera vez que me pasa en la vida, y no es que considere que lo que hacemos esté mal, ni mucho menos. Pero en aquel momento me sentí bastante mal y con sentimiento de inferioridad. Por suerte la dueña era muy maja y no puso ninguna objeción. Yo creo que fué por miedo a que nos dijese que no le aceptaban por esto. Quien sabe.

Bueno, un besazo a mi niña que se quedó ayer muy de bajón y para el resto los besitos habituales.

P.D: Escribidle algo a la niña, que está tristona!!!!!

8 comentarios:

eu93 dijo...

Para tu niña un besazo gordo, animate mujer que estas cosas no son nada, luego vendrá el cole, los amigos y cuando quieras darte cuenta se irá de casa con cualquier petarda/o que no te hará ni la más mínima gracia.

Quizá el "miedo" a decir que el niño es vegetariano no es tanto por la plaza en la guardería sino por temor a que le rechazen, no es fácil ser diferente y menos para los niños, aunque no creo que se de cuenta hasta los seis o siete años. No te preocupes hombre.

Besos a los tres

Démonée dijo...

Javi! todo se andará. Mi niña todavía no entiende que es vegetariana, pero ya sabe decir "soja", jejeje. A cada cosa su tiempo.
Ay, un besito para la mamá, que la comprendo perfectamente. Aquí en Suecia la baja maternal la puedes alargar hasta un ãño y medio y se reparte a partes iguales entre el padre y la madre. Ventajas de pagar tantos impuestos!

Lía dijo...

Muchos ánimos guapa!

mar dijo...

¿Qué tal, guapetona?. Un saludo también para Javi (que no se cele).
Te entiendo muy bien. Después de un cierto tiempo donde el bebé y la mamá son casi uno, cuesta desprenderse de él y dejarlo en manos extrañas, pero ... todo pasa, y en poco tiempo verás qué feliz está tu peque jugando y peleando con los demás niños. Lo pasan bomba. Al principio, los primeros días llorará un buen rato, tú lo pasarás fatal y no querrás abandonarlo de esa manera, pero pasa pronto, no te preocupes. Son etapas, y te das cuenta de que tu bebé ya no es tan chiquitín y de que crece aún a vuestro pesar. Ay!, ¡qué duro es ser papá!
A mi también me gustaron los baños de los peques, con esa loza chiquitita, todo mini.
Un beso grandote

la niña dijo...

Muchisimas gracias por los animos ... aunque sigo de bajón cuando le miro y me acuerdo, es que con 5 meses que tendra en Septiembre, es todavía muy chiquitín. Bueno, mejor no pensaré en el tema hasta que llegue el momento. Voy a centrarme mas en disfrutar cada llanto, cada rabieta y sobre todo cada sonrisa, que por suerte pablete es de lo mas risueño.

Muchos besos y abrazos.

PD: aunque no escriba soy una de vuestras mas fieles y asiduas seguidoras, pq este blog ya ha dejado de ser exclusivo del tito y tod@s formais parte de el.

ilu.- dijo...

Hola Niña!
que alegría saberte por aqui!

A ver, yo no soy el mejor caso ya que me acobardó tanto el tema de las guardes que no lo resistí. Primero extendí mi licencia sin goce de sueldo.. y finalmente termine renunciando.
En mi caso, aparte de dejarlo a Juani, tambien estaba el tema de Mica, entrando a la adolescencia.
Nos asustaba mucho el tema de que estuvieran los dos todo el dia afuera sin un ojo avizor que los custodiara... pero bueno, mi caso ha sido especial. ..

Es bueno el hecho de que la guarderia este cerca de tu casa, el hecho de que la directora les haya gustado, y que sea un lugar flexible... y por sobre todo que los chicos se vieran contentos. !!!
Quizá no es mala idea ver alguna otra guarde, mas qeu nada para sentir que has elegido "la mejor" y no la que "quedaba mas cerca" aunque finalmente una y otra sea la misma. Aparte, a medida que tenes entrevistas con las directoras vas viendo distintas situaciones que te ayudan a sentirte confiada.

No te angusties con esto. Los niños son super perceptivos.. Llegado el momento sabrás de solo verlo a él, como ha sido su dia... y cuando veas que todo esta bien . estaras en paz.

No te angusties, no te agobies, no te sobrecargues. Trata de ir pasito a pasito, despacito, disfrutando el recorrido, en este maravilloso camino de criar hijos.

Te mando un besito. Estamos en contacto!

Marina dijo...

¡Hola a todos!
Que aunque esté de desintoxicación vegetal, sigo por aquí ;)
Niña, yo no sé mucho de criar hijos, pero no quería pasar por aquí sin decirte que mucho ánimo y que mires la parte positiva: tu niño entrará en contacto con sus iguales, que he leído en psicología del desarrollo que es muyyyy positivo :D Y tú podrás seguir disfrutando de él, pero también desconectarás un poquito, que me imagino que pasarse todo el día con el enano al final cansará.
Muchos besotes para los tres.

openbook dijo...

Hola Javi y Niña,

he encontrado esta página, quizá ya la conozcáis o tengáis cosas similares, pero me pareció interesante.
http://www.chilevegetariano.cl/etapa/metap.html
Un abrazo a los dos y ánimo con la educación vegeta del peque!!

Últimos comentarios

Archivo del blog