... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

25 de mayo de 2006

Respeto, educación y legalidad

Buenas,

que tema más denso que traemos hoy, válgame Dios. Y todo para que os salteis este cacho y vayais directamente al tema Pablo. En fin, por si algún despistado cae por aquí delante, os lo cuento ;-)

Ayer iba detrás de un señor que tiró una colilla al suelo, en vez de al cenicero de su coche. Yo no hago eso, además de porque no fumo, porque tengo una educación que me hace ver que eso está mal. Nadie tiene que venir a prohibirme hacerlo, ya me lo prohibo yo solito y se lo inculcaré a mi pequeño. Del mismo modo, cuando llego al coche y me han puesto publicidad en el parabrisas, cojo el papelito y lo guardo en el coche hasta que encuentre una papelera (o un punto de reciclaje). Muchísima gente hace un burruño del mismo y lo tira al suelo. Esto sigue siendo educación, e incluso respeto, pero al ser medianamente legal (no te suelen multar) no pasa nada.

También oí ayer en la radio que hacían una pregunta "¿Usted defraudaría a Hacienda si tuviera la certeza que no le van a pillar?". Según el que hacía la pregunta, por supuesto que todo el mundo lo haría. Y yo no estuve para nada de acuerdo. Pagar los impuestos es algo beneficioso para todos, dado que de ahí salen los hospitales, carreteras, colegios, etc. Que hay mucha corrupción y vivimos en el país del pelotazo, bien. Pero eso no es excusa para no pagar impuestos, sino que hay que exigir que se termine con esta vergüenza. Bueno, pues yo sería de esos que si pudiese defraudar a Hacienda no lo haría. Considero justo este pago, dado que repercute positivamente en mí. ¿Porqué paga la gente impuestos? Por que si no puedes ir incluso a la carcel.

¿Qué quiero decir con esto? Los seres humanos en España si no es mediante la legalidad, no hacemos las cosas. Aludiendo al respeto al prójimo y a la buena educación no se llega a ningún lado. Sólo es el miedo a ser reprimidos lo que nos hace no hacer lo que nos salga de los cojones. Por eso digo tantas veces que la sociedad no será vegetariana hasta que no prohiban el consumo de animales, que la concienciación está muy requetebién, pero siempre existirán los guarros que dicen la gilipollez "Si no tirase el papel al suelo no habría barrenderos".

Besitos.

**** Información para Pablistas *****

Buenas,

ayer sucedieron dos cosas graciosas en la vida de Pablo. Por un lado, le compramos una hamaca, dado que en el capazo empieza a quedarse ligeramente encajado. Aguantó diez minutos, pero oye, que gracioso estaba. A ver si cuando crezca un poco más le va gustando, que tiene pinta de estar bien el tema. Por otro lado, en lo que cenaba la niña me le senté al lado en el sofá para darle una serie de bocaos. Le dejé en la esquina del brazo del sofá con el respaldo (ambos son blanditos). Que risa, dado que debía estar agusto y se quedó dormidito al ratín, con el chupete como si fuese un cigarro apagado pendiendo del labio. Los ojos medio abiertos, pero dormidito. Y así estuvo hora y media hasta que nos acostamos. Por suerte se le cerraron los ojos y la boca, que sino se le mete una mosca ;-) Que rico que está.

Por cierto, ya pesa 5,840, lo que supone un incremento de unos 350 gramos. Crece por momentos, que ilusión hace, aunque no se le disfruta todo lo que se debiera. A ver, el que da vueltas al mundo, que se pare un rato, que no le doy los suficientes bocaos a mi hijo!!!!!!

Besitos.

P.D: Gracias por los comentarios de ayer a mi niña!!!!!

4 comentarios:

Lía dijo...

Buenas,
Javi me parece que tu postura es un poco pesismista, estoy convencida de que hay mucha más gente cívica que incívica sólo que a los incívicos se les ve más. Mira si estás en la playa nadie se fija si guardas la colilla en tu bolsa después de fumarte un cigarro en cambio toda la playa ve al mamón que está fumando con los pies al fresco y tira la colilla ahí mismo, casi encima de sus hijos!
Con lo de Hacienda estoy de acuerdo contigo, yo no defraudaría porque sería tirarme piedras en mi propio tejado...lo que si haría es reformarla para que fuera un pelín menos injusta, pero eso es ya otro cantar.
Bsos a los tres!

eu93 dijo...

Hoy me salto la sesión para pablistas que ando un poco asín y soy poco niñera.

Estoy cansada de ver "niños" y no tan niños comer chucherrias y tirar el papel al suelo, pero no disimuladamente, que va, lo tiran sin más, y si van con los padres exactamente los mismo, me temo que aún nadie les dijo que eso no está bien.

Vas por la montaña y no cojas una senda popular: clinex, papeles de bocadillo ... un asco

Yo no defraudaría hacienda, el otro día lo hablaba con una compañera de trabajo, quien miente solo se hace daño así mismo, aunque se crea beneficiado de su mentira, al final le pesará, a lo mejor no hoy ni mañana, pero así no se puede vivir, con la conciencia llena de engaños.

Trabajo en la Universidad y no veais que pena da ver el cesped cuando se van los estudiantes, que limpios, que educados, da pena verlo....

angela dijo...

A mi me fatidia que la gente sea tan pulcra consigo misma y luego les de igual tirar una bolsa de plástico al suelo.

En el pueblo de mi abuelo, en verano, cuando las pandillas de las niñas (y no tan niñas), se arreglan por la tarde para ir a la Plaza del Santo a comer pipas y gusanitos, se las ve recién duchaditas y oliendo a colonia, y tirando los paquetes que se terminan, al suelo, como si nada. ¿Qué significa ser limpio para alguna gente?

Estoy de acuerdo con lo de la legalidad y lo de los animales, pero mira lo de Chigago, lo han prohibido y la gente se lo toma como una limitación de sus derechos, no como una protección a los gansos.

¡Qué lindo tiene que estar pablito en su nueva hamaca!

Vienmay dijo...

Primero de todo un besazo un abrazo gordo pa la niña (que ayer no pasé por estos lares).

Luego... Lo reconozco, a pesar de que crea que no, soy una guarra, así me he sentido leyéndote. Soy fumadora, y no, no tiro las colillas por la ventanilla del coche porque tiene cenicero dentro, recuerdo alguna que otra peleilla la temporada que viví en Madrid por la ausencia de ceniceros en los bares, tengo cenicero especial para la playa, uso los ceniceros en mi casa y en la de los demás, y sí, también guardo la publi que me ponen en el coche para cuando tenga una papelera cerca. Pero... si voy fumando por la calle no tengo ningún reparo en tirar la colilla al suelo, es un gesto sin pensar, se acaba y lo tiro al suelo, sin más... y mira, por eso me he sentido una guarrilla. En Barcelona están empezando a poner papelera-cenicero en las calles... a ver si me acostumbro a usarlos.

Pufff! de los impuestos no diré nada... que acabo de hacer la declaración y me he quedado baja de defensas.
:-P
Saludines!

Últimos comentarios

Archivo del blog