... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

12 de diciembre de 2005

Omnívoros del mundo, gracias por vuestra comprensión.

Hoy toca tema serio. Vamos a ver, leyendo el blog de mi amiga Marina leo una cita que da título a este post. Resulta que ahora los vegetarianos tenemos que pedir compresión de los "omnívoros" (por decir algo, que hay muchos carnívoros con alergia a todo lo que no haya tenido respiración pulmonar o branquial). Pues no, señores, no. Los vegetarianos no tenemos que pedir comprensión de nadie. Cada cual tiene sus creencias y las aplica como quiere y Dios (cada uno el suyo) le da a entender.

Los vegetarianos tenemos que ir con la cabeza bien alta por el mundo, mostrando que somos como somos por que tenemos principios y somos coherentes con ellos. Un ejemplo (de los que me gustan a mí), comparemos ser vegetariano con ser católico. Resulta que los vegetarianos tenemos una serie de normas que, básicamente, se resumen en una "No consumirás animales". Si no la cumples, no eres vegetariano. Bien, los católicos tienen básicamente diez, reunidas en unas tablas, más todos los pecados y pecadillos que con el tiempo se han ido añadiendo.
  • Amarás a Dios sobretodas las cosas -> Bueno, depende, ¿el futbol cuenta?.
  • No tomarás el Nombre de Dios en vano -> "Cachis en ......" No comment.
  • Santificarás las fiestas -> Si, todos salen corriendo cuando llega un puente a la playa o similares a santificar esa fiesta.
  • Honrarás a tu padre y a tu madre -> Y no les dejarás en el asilo cuando incordien en casa.
  • No matarás -> Por que van a la carcel, que viendo las caras de los conductores, no lo tengo demasiado claro.
  • No cometerás actos impuros -> Las felaciones, cunningulis, sexo anal, relaciones sexuales prematrimoniales, etc, ¿son actos impuros?
  • No robarás -> ¿Ni aunque me paguen en dinero negro? ¿Ni escaquearme de pagar impuestos? ¿Ni comprar cedés en el top manta?
  • No dirás falso testimonio ni mentirás -> Este me da la risa.
  • No consentirás pensamientos ni deseos impuros -> O sea, que no pueden mirar a las chichas/os e imaginárselos desnudos.
  • No codiciarás los bienes ajenos -> O sea, que no puedes tenerle envidia al que le ha tocado 43 millones en el Euromillón.

¿Quien no conoce a un católico practicante que no evada impuestos?, ¿que no se masturbe con mujer/ hombre ajeno/a? ¿Que vaya a misa regularmente y mienta más que hable? ¿Que no venere más a su equipo de futbol que a su Dios? ¿Que no case por la iglesia tras haber cometido miles de actos impuros con su pareja? Etc.

Creo que queda claro que seguir los diez mandamientos de la religión cristiana es un poco complicado y que la mayoría de personas que se consideran católicas no los cumplen. Con esto no quiero criticar, ni mucho menos, a la religión católica, sino simplemente ilustrar un tema de respeto y comprensión.

Por lo tanto, si los católicos no necesitan pedir comprensión ni respeto incumpliendo sus propios mandamientos, nosotros menos. Es más, muchas veces las religiones (no sólo la católica) exigen derechos que no tienen como propios utilizando métodos que si un vegetariano los aplicara, iría derechito a la carcel (o a comisaría).

Entonces, ¿que comprensión tenemos que pedir? Ninguna, bastante tenemos con aguantar tonterías y gilipolleces de personas incoherentes, falsas e hipócritas.

Ale, que agustito me he quedado. Ahora a esperar los comentarios de los damnificados con mis palabras.

Besitos.

P.D: Espero que mis lectores no vean lo que no es. Que no me meto con los católicos!!!!

4 comentarios:

mar dijo...

Hola, ¿qué tal?
Yo ya no pido comprensión, muchas veces tan sólo pido que me dejen tranquila y que no comenten mi elección. Cada vez más evito el decir que soy vegetariana: esas caras, esos suspiros, esos gestos en plan "pobrecita" o "no te preocupes que voy a intentar comprenderte". Que les den y que me dejen en paz. Cada uno con lo suyo, que muchos ya bastante tienen (con lo que se avenguenzan o esconden) como para meterse en vidas ajenas.
Un beso

chinchanmolamazo dijo...

Buenas Mar,

la verdad que sí. Lo mejor es pasar de ir contando tu vida a todo el mundo, dado que siempre hay alguien que en las 10 milésimas que transcurren en lo que se lo dices y hablan desarrollan un master en nutrición. Por no hablar de la frase tan común "Pues no sabes lo que te pierdes" como si tu hubieras nacido en Venus y no supieras de que va el tema ni a que sabe el jamón.

A mi me pasa al revés. Antes me daba más corte decir que era vegetariano. Ahora lo digo con total naturalidad, y si alguien me pregunta simplemente le digo "Tengamos la comida en paz" o "Si tienes mucho interés por saber sobre el tema, te informas y otro día lo hablamos" que ya paso de largas explicaciones y discursiones al respecto.

En fin, besitos.

magari dijo...

¿No os ha pasado de estar comiendo, a punto de meterte la cuchara en la boca, y alguien conocido al lado te suelta alzando la voz: "¿pero eso PUEDES comerlo?"?
Sí, puedo. Puedo comer verduras, y un trozo de carne, y pescado.... y todo lo que me de la gana. Otra cosa es que quiera, co**!.

chinchanmolamazo dijo...

Buenas Magari,

yo creo que dicen eso para ver si te estás equivocando y el trozo de berza que te estás comiendo es en realidad una loncha de jamón de color verde. Cuantas veces no habré dicho yo eso de "físicamente me puedo comer un brazo, pero casi que no". Bueno, también he dicho "¿Puedes comerme tu otra cosa?" pero en situaciones que estaba ya algo harto ;-)

No entiendo el interés que desata la alimentación vegetariano, que vidas más aburridas tienen algunas personas, que auditan a otras.

Besitos.

Últimos comentarios

Archivo del blog