... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

6 de diciembre de 2005

Reducción de garbanzos al laurel

Buenas,

que fino que me he levantado hoy, de verdad. Me he acordado de el otro día que me dijo mi niña que ya sabía lo que era en cocina una reducción, que no es ni más ni menos que la evaporación que se produce al cocinar, pero no la de cocer la pasta. Al parecer, si estas haciendo un sofrito de lo de toda la vida de cebolla, ajo y tomate, puedes llamarlo "reducción de verduras" y quedarte más agusto que un arbusto. Que lindo es el castellano, que permite crear palabras que definen lo mismo que otras para hacer quedar al resto como tontos. Ya sólo me queda saber que es un plato "decostruido" y podré morir en paz.

Potaje de garbanzos al laurel (al estilo de mi niña).
  • Chalotas (estaban de oferta en el super, valen las cebollas pero no son tan ricas).
  • Un diente de ajo.
  • Una hoja de laurel.
  • Un bote de garbanzos precocidos.
  • Espinacas.
  • Un tomate (mejor si se pela antes, pero no es imprescindible).
  • Una pastilla de caldo vegetal.
  • Sal, pimentón y pimienta.
  • Un chorrito de vinagre.
  • Verduras opcionales. Este día lo hicimos sin más cosas, pero se pueden poner pimientos, zanahorias, etc.

Calentamos un poco de aceite y cuando esté caliente, le añadimos el ajo pelado y la hojita de laurel. Casi de continuo, se añade la chalota picadita en rodajas finas. Cuando olamos que la cocina tiene un aroma a chalota doradita (o cuando veamos que están tiernas, como prefirais), añadimos el tomate troceado. Tras la "reducción" del agua del tomate ponemos las espinacas troceadas. Un poquito más tarde, cuando la espinaca se quede tierna, añadimos los garbanzos. Es importante que estos, al ser de bote, los lavemos bien para que no sepan a conservantes.

A esto se le añade la sal, el pimentón, la pimienta, la pastilla de caldo vegetal y un vaso de agua (que cubra el potaje). Se le da un meneo con la cuchara de palo, se le pone el chorreón de vinagre y lo dejamos 10 minutos cociendo. Y si aquí no huele la cocina de miedo, podemos tirar el engrudo que habreís cocinado ;-)

Si queremos añadir las verduras, tiene que ser después de las chalotas, aunque teniendo en cuenta lo que tarden las verduras en hacerse. Si se quiere añadir arroz, se pone cuando los garbanzos pero se deja cociendo 15 minutos en total.

Ale, y a flatearse a gusto con este rico potaje o reducción, como ustedes deseen llamarlo.

Besitos.

1 comentario:

chinchanmolamazo dijo...

Buenas,

me comento yo, que no hay cosa más triste que un post sin comentarios ;-)

Que ricos los garbancitos y que flatulentos que son. Algún día os cuento como hacer humus de garbanzos si no usais todo el bote de precocidos.

Besis.

Últimos comentarios

Archivo del blog