... o vida y obra de la tribu del tofu, como gusten ustedes.

25 de abril de 2006

Mascotas comestibles


Buenas,

estaba yo pensando en escribir algo al respecto de la distinción que hacen ciertos seres humanos (la mayoría) entre animales (salvando la discursión entre animales humanos y no humanos). Resulta que hay un tipo de animales que son comestibles, como la vaca, y hay otro tipo que no lo son, como por ejemplo el perro o el gato. En nuestra cultura occidental, el consumo de perros o de gatos es algo que provoca rechazo social y que hace que se activen los mecanismos de la protección animal. "¿Como se puede comer alguien un perro?" exclaman ciertos colectivos mientras llenan sus bocas con muerte (que frase más apocalíptica).

Pues miren, del mismo modo que alguien se come a una vaca o a un cerdo, se puede comer a un perro o a un gatito. En ciertos paises asiáticos, existen criaderos de perros destinados al consumo humano, donde es considerado un manjar. Del mismo modo, en paises hidúes, comerse una vaca es algo impensable, y hasta creo que es un delito. ¿Es esto una justificación para comer animales? Precisamente es lo contrario. Nos empeñamos en "humanizar" a ciertos animales haciéndolos seres de compañía o venerables religiosamente de tal modo que les libramos de la muerte que tendrían en otro lugar del globo. De este modo, creamos animales comestibles y otros que no lo son.

Lo que deberiamos hacer es decretar a los animales "no comestibles" y dejarnos de vainas y tonterías, ¿no?

Bueno, me he extendido muy poquito porque hace unos años escribí este texto que, un poco radical y con la fuerza que dan los veintipocos años, me gusta mucho:

-----------------------------------------

¿Se comen las mascotas?

Hace un tiempo, recibí en mi buzón de correo electrónico una noticia a primera vista escalofriante. Al parecer en un país asiático (creo que Filipinas) los habitantes de este lugar se comían a los perros. Rápidamente recibí un montón de cartas pidiendo solidaridad con estos animales y un boicot contra este país. Aparecían tremendas fotografías que mostraban el tremendo trato que recibían estos animales (supongo que los seguiran sufriendo) por parte de sus criadores. Al final, estos animales terminaban, como tantos otros en la mesa de cualquier filipino. Además de esto, hablaban de hacer un boicot contra los criadores que pretendían comprar este tipo de perros (no recuerdo el tipo exacto) en Filipinas. Se suplicaba que nadie vendiera este tipo de perros a estos "asesinos", dado que su idea era matarlos, para después comérselos. Al final no estoy muy seguro de lo que paso, aunque recuerdo que se habló mucho de esto y hasta el gobierno filipino dió una versión oficial de los sucesos, como pidiendo perdón o justificando el hecho.

No se si mi racionalidad es superior a la del resto de los seres humanos. Supongo que no. Pero en la historia anteriormente descrita hay algo que no entiendo. Me explico. Hace un poco más de tiempo me suscribí a la lista de correo en la que recibí todas esas opiniones. En una de mis participaciones en dicha lista, comenté que no comprendía como un amante de los animales podía comérselos. Rápidamente me respondieron un montón de cosas. La verdad es que no me convenció ninguna. Ahora aparece esto y se rasgan las vestiduras ante tales atropellos. No lo entiendo. No veo ninguna diferencia entre criar un cerdo para comérselo y criar a un perro para lo mismo. Quizá sera que no he tenido nunca una mascota. No lo se. Lo que si que se es que conozco a una persona que en su casa tiene a un cerdo como mascota (por cierto, bastante hermoso). Por lo tanto, si un cerdo puede ser una mascota, ¿por qué esa gente que se escandaliza con los perros, no lo hace con los cerdos? No lo hacen. Prefieren ser unos hipócritas y poner el grito en el cielo por unos animales y no por otros. Esto no lo comprendo.

Parece ser que los protectores de los animales, los que se desviven por un albergue para mascotas, consideran que los animales son diferentes. Consideran que un perro vagabundo tiene muchos más derechos que un cerdo o una vaca. La verdad es que no lo entiendo. Quizá sea que como tienen mascotas en casa, no se pueden imaginar a nadie que se coma a su mascota. Pero si se imaginan, y se comen, a un cerdo en la matanza. A un cerdo chillando y desangrándose cabeza abajo. Debe ser eso, que no relacionan a un cerdo muerto con un cerdo vivo. Con un animal que es igual que su bonita mascota. Quizá suene duro decir esto, pero me recuerda a prácticas racistas. A prácticas en las que consideramos a una persona de distinta raza a la nuestra inferior. Aún más, considerar que una persona de distinta raza con dinero es mejor que una sin dinero. No nos confundamos. Tanto un cerdo como un perro es lo mismo. Y en Filipinas es una plato de comida. Y si no nos levantamos ante la muerte sistemática de los animales como puede ser un cerdo o una vaca, no podemos decir nada cuando en otras culturas se comen a nuestras mascotas. Yo por lo menos no. Yo, aunque se me considere radical, soy simplemente consecuente con mis ideas.

Con este pequeño artículo no quiero criticar a las asociaciones de acogida de animales. Me parece que la labor que realizan es importante. Y consiguen la concienciación de mucha gente. Lo único que quiero exponer, como digo en el título, es que las mascotas se comen. Quizá en el mundo occidental no. Pero en Asia sí. Y se consideran un manjar. E incluso lo veo bien. Si pudiera justificar la muerte innecesaria de un animal para alimentar a un ser humano, puedo justificar la muerte de cualquier animal. No me vale decirme que unos son mascotas y los otros no. Lo único que podría valer es distinguirlos entre animales salvajes y animales de granja. Si justificamos el criar animales en granja para consumo humano, justificamos la crianza de todos. No podemos hacer distinciones basadas unicamente en el sentimentalismo. Tenemos que justificar los actos en base al raciocinio.

-------------------------------------

Besitos.

P.D: La foto de la portada la tengo hace muchos años pinchada en el corcho del trabajo. No me parece nada macabra, más bien provocadora. Por otra parte, me resulta muy apropiada para el tema del que hablamos.

***** Mesa camilla del blog *****

Buenas,

que abandonada tenemos la mesa camilla, pero ultimamente ando liado con temas que poco tienen que ver con el blog. Me ha causado muy buena impresión nuestra "usuario anónimo" que espero que se cree un alias rapidamente para que podamos hablar con ella en propiedad. Resulta que se ha bautizado como la "abu" (de abuelita) a pesar de ser una bellísima mujer de mediana edad con una conciencia social increible que se ha cambiado su dieta tras medio siglo de vida (los adornos los aporto yo, que me ha enamorado leerla). Es increible y me parece un ejemplo a seguir, dado que tenemos a alguien que se enfrenta al topicazo de "soy demasiado mayor para cambiar".

Desde aquí no puedo más que hacer dos cosas. Una, pedirle que se ponga en alias que quiera urgentemente ("abu" nos gusta a todos). Dos, un aplauso para ella "plas, plas, plas, plas, plas, plas".

Besitos.

P.D: Más que una mesa camilla parece esto una reunión de vegetarianos anónimos ;-)

****** Información para Pablistas ******

Buenas,

que risa ayer, que estuvimos pensando en como disfrazar a Pablo de Harry Potter. Todavía es muy pequeño y me da miedo que se saque un ojo con la varita, pero en dos días le pintamos la cicatriz, le ponemos una túnica, las gafas y la varita. Ja, ja, ja, va a estar monísimo. Y suerte tiene de no haber salido niña, que las abuelas me la hubieran puesto de Sisí emperatriz.

Por lo demás, dada día está más guapo y más hermoso. Ayer en el paseo estuvo media hora despierto y mirando todo lo que pasaba por la calle. Más mono él ;-)

Bueno, que se me olvidaba. ¿Sabeis lo que me hizo ayer? Esta no se la perdono. Desde que nació, todos los días le había bañado yo (salvo el día que le bañó la enfermera) y había llorado como un energúmeno (ultimamente menos). Total, que ayer dijo la niña que quería probar ella (hasta ahora le había dado miedo). Le cogió con más miedo que vergüenza y el cabrito no lloró ni cuando le lavó la cabeza. Así que tengo niña para rato pavoneándose que Pablo sólo llora conmigo en el baño. Hoy le pincho un pié para que llore con ella también, ja, ja, ja, ja.

Besitos.

4 comentarios:

Démonée dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. El criterio para comerse unos animales sí y otros no es totalmente construido. Son convenciones sociales como otras muchas, pero el principio es el mismo.

Lía dijo...

A mi siempre me ha llamado mucho la atención la cantidad de gente "traumatizada" porque en algún momento de su infancia le pusieron el conejo-mascota en la mesa...no te comes al perro pero si al conejo? O a lo mejor es que como nunca he tenido animales de compañía siempre he colocado a los dos en la misma categoría...

Anónimo dijo...

Nice! Where you get this guestbook? I want the same script.. Awesome content. thankyou.
»

Anónimo dijo...

Looks nice! Awesome content. Good job guys.
»

Últimos comentarios

Archivo del blog